martes, 20 de junio de 2017

ORTEGA Y GASSET...CRISIS HISTÓRICA


Crisis son cambios bruscos, violentos, que cambian nuestra vida, ya sea personal y/o colectivamente.
Dos son los clásicos que tratan en profundidad (a mi modo de ver),el tema de las crisis históricas:Jakob Burckhardt y José Ortega y Gasset,en "En torno de Galileo" y en "Ideas y creencias".El primero un Historiador del siglo XIX y éste,un filósofo del siglo XX .
Burckhardt ha sido,en cuanto yo sé,el primero en enunciar temáticamente el concepto de "crisis Histórica",Ortega es en cuanto yo pienso el máximo teórico de lo que las crisis históricas son.
Una "Crisis Histórica" es el hecho de que en el curso de la Historia se producen con rapidez mutaciones profundas,a veces violentas,en el modo colectivo de entender y realizar la vida del hombre,(mas de una vez ha sido constatado).Pero la elevación del concepto de "crisis histórica"a categoría historiografica,solo aconteció con la distinción de Burckhardt entre los "procesos paulatinos"y los "procesos acelerados" en el acontecer humano,y con su intento de discernir los caracteres esenciales de estos últimos.Tarea que,como acabo de apuntar,quedaba reservada al filósofo español,Para mis fines,nada mejor que exponer de modo sumario su pensamiento.
En tres puntos puede ser compendiada la doctrina orteguiana de las crisis:ideas y creencias,modos de cambio histórico y descripción de la vida histórica en crisis.
Bien o mal satisfecha,el hombre tiene de modo esencial la necesidad de hallarse instalado en lo real;de otro modo,la existencia del individuo humano seria una cambiante y evanescente fantasmagoria,inasible para él y para quienes desde fuera de él la contemplasen.En consecuencia,cada vida humana es un intransferible modo personal de esa instalación;y puesto que el humano vivir acontece necesariamente en una determinada situación histórica y social,sea la aceptación o sea el rechazo la actitud ante ella,la situación (helenica o romana,medieval o moderna,romántica o positiva,proletaria o burguesa) es el suave o áspero regazo de nuestra ineludible instalación en la realidad.
Tal instalación se realiza a través de hábitos históricos y sociales,personalmente modulados.
Ortega contrapone temáticamente las ideas y las creencias."Las ideas se tienen;en las creencias se está" y,sin pensar en ellas,con ellas se cuenta para ejecutar la vida.El astrónomo sabe mediante ideas claras y distintas que la Tierra gira alrededor del Sol; y con ideas oscuras y confusas,apoyadas en su autoridad profesional e investigadora.Pero tanto uno como otro creen al marcar un número en su aparato telefónico oirán la voz que desean oir;lo creen  con cierta tácita inseguridad,porque las creencias nunca llegan a ser certidumbres absolutas.Las ideas nos dan,en el mejor de los casos,una parte de la verdad del objeto de que procede;las creencias,en cambio,nos convencen de la realidad de tal objeto.
Juntas entre si,las ideas y las creencias constituyen eso que con sentido filosófico llamamos "mundo";precisando mas,el mundo correspondiente a la situación en que vivimos.Bajo forma de cultura,el mundo es el recurso con que el hombre puede afrontar con éxito la inéludible condición de náufrago en la realidad a que se ve sometido cuando quiere que su vida deje de ser adocenada y se haga autenticamente personal.
Las creencias se adquieren y se pierden;todo creyente puede hacerse descreido, y no solo en cuanto a las crencias formalmente religiosas;a la vez todo descreido,puede hacerse creyente.Y puesto que son ellas las que nos permiten vivir autenticamente la realidad y en la realidad,es lícito y preciso que sean razonables...que no sean absurdas.El Padre Feijóo,por ejemplo,se esforzó por promover en los españoles (tan dados en aquella época a la irracionalidad y la superstición ),la creencia en la racionalidad del saber cientifico.
El mejor signo de autenticidad de una creencia es la seguridad con que se instala al hombre en el presente y ante el porvenir.Con tal seguridad respecto a la historia futura de Europa y de todo el género humano vivieron y murieron Voltaire,Turgot y Condorcet en el siglo XVIII;Hegel,Comte y Marx en el XIX, y por tal razón fué "autentico" su progresismo.
Por obra de la necesidad,el azar y la actividad del hombre,el mundo cambia;pasa del verano al invierno,del invierno al verano,queda azarosamente alterado por la imprevisible aparición de una epidemia y experimenta progresivas modificaciones como consecuencia de las creaciones cientificas y tecnicas del hombre.
"Todo fluye",dijo Heráclito."Todo se mueve" discurre,corre ó gira;cambian la mar y el monte y el ojo que los mira",escribia siglos mas tarde Antonio Machado;Y sin haber leido a ninguno de los dos el mas romo de los mortales,lo sabe.Cambian pues las ideas y las creencias de los hombres:por mucho que nos parezcamos a nuestros abuelos,ni pensamos ni creemos como ellos.
En las dos Obras antes mencionadas,Ortega enlaza metódicamente entre si los conceptos de "Crisis Histórica" y de "Generación",la crisis histórica surge y se hace patente en el curso de varias generaciones de las que sienten el hastío y proponen el rechazo de las ideas y creencias recibidas,hasta las que comienzan a dar respuestas históricamente válidas para llenar el vacío que el hastío y el rechazo crearon.
Si entendemos la crisis histórica como el advenimiento de un cambio profundo en las ideas y las creencias que fundamentan la configuración de un determinado mundo,parece pertinente recurrir al lenguaje de la vida política y distinguir entre las "crisis parciales" y las "crisis totales".
Es parcial una crisis histórica  cuando delata la producción de un cambio en el mundo.Cambian algunas de las ideas y creencias hasta entonces vigentes,pero no,las que dan nervio y fundamento al mundo en cuestión.
Frente a las parciales,las crisis históricas se hacen totales cuando,desde su fundamento mismo,es el mundo lo que cambia en el devenir de un pueblo ó de un conjunto de ellos.A lo largo de varias generaciones el mundo se hace otro para las sociedades afectadas por la crisis,con " según la terminología de Burckhardt,hasta lograr de nuevo esa relativa calma a que conduce el término de los "tiempos menesterosos".
En cuanto a la expresión de la crisis,se trata de saber como la experiencia de la crisis se manifiesta en la vida de quienes efectivamente la sienten.Una breve enumeración, nos puede ofrecer una idea aceptable del modo de existir históricamente.
   1-Multiplicidad de las vacilaciones ante lo que se piensa,siente ó hace y el carácter falsamente resolutivo de las varias salidas que la vacilación suele tener
    2-Desorientación y confusión en la mayor parte de los hombres cultos que,en algunos puede transformarse en angustia,desesperación o simple amargura.
  3-Como reverso de ese talante,pero procedente del mismo fundamento,la escéptica ó irónica frialdad con que se acoge y juzga cuanto en el mundo sucede.(No me importa nada ).
   4-Inadecuación entre lo que se sabe y lo que se siente.Aparición del "sabio  ó el tecnico mercenario",hombres dispuestos a vender al mejor postor lo que saben y lo que hacen.
  5-Beateria ó insolencia ante lo históricamente residual y ante lo solo incipiente é incierto (tradicionalismos y progresismos parciales)
  6-Prestigio y auge,casi siempre transitorios del "hombre de acción"
No es difícil advertir,después de lo dicho,cual es la pauta con que surgen y transcurren las crisis históricas:con el riesgo inherente a todo esquematismo,tres etapas pueden ser discernidas ...
   1-En el seno de una masa de conformistas filisteos (Los señoritos satisfechos de Ortega,los salauds de Sartre) que en ocasiones pueden ser social e intelectualmente eminentes,surgen los denunciadores de la caducidad y la ruina del mundo en que viven;denunciadores y a la vez,veedores mas o menos zahoríes y heraldos del mundo que tras la crisis ha de venir.
 2-Paulatina extensión,favorecida en ocasiones por el advenimiento de vicisitudes colectivas dramáticas,de la conciencia histórica minoritariamente vivida y expresada por los predicadores de la crisis.
  3-Con celeridad mayor ó menor,según los casos,pero nunca de un modo súbito,creación y difusión de un nuevo sistema de ideas y sistema de ideas y creencias, y en consecuencia de un mundo histórico nuevo,en el cual es asumida,a veces desvirtuándola,una parte del mundo histórico precedente.

Comienza entonces una etapa mas o menos estable de la vida colectiva,en la cual puede haber generaciones o grupos puramente miméticos y generaciones y grupos en alguna medida innovadores,aunque solo dentro del mundo histórico creado en sustitución del precedente.Un solo ejemplo:Newton da genial conclusión al paradigma cosmográfico iniciado por Copérnico;Lagrange y Laplace lo perfeccionan y,tras la crisis a que les condujeron la fisica y la astronomía de nuestro siglo,Einstein,Lamaître,Hubble y otros lo sustituyeron por el hoy vigente.

Bibliografia:
Pedro Lain Entralgo 
   


No hay comentarios:

Publicar un comentario