lunes, 15 de julio de 2019

CRETA Y LAS CIVILIZACIONES MINOICA Y MICENICA


La primera civilización europea nació en la isla de Creta hace unos 4500 años. Se denomina civilización minoica por su legendario rey Minos. La historia de los antiguos habitantes de Creta comenzó a ser conocida a principios de este siglo, a partir de las excavaciones del arqueólogo Arthur Evans. El investigador inglés la llamó “minoica”,precisamente por el nombre del rey Minos, el mítico fundador de la primera dinastía de gobernantes cretenses. Los arqueólogos descubrieron varios palacios en los que se atesoraban enormes riquezas.   
La isla de Creta se encuentra situada en el Mediterráneo oriental, al Sur del mar Egeo, próxima a la península helénica y al Asia-Menor y a un conglomerado de islas más pequeñas, distribuidas en varios archipiélagos. Al Norte de Creta, cerca de la costa griega, se encuentra el archipiélago de las Cícladas (dispuestas en círculo) y próximo al litoral del Asia Menor, el archipiélago de las Espóradas (dispersas).


Todas estas islas son de naturaleza rocosa y calcárea, que no ofrece condiciones favorables para el desarrollo económico. Con esfuerzo se realiza el cultivo de la vid, el olivo y algunos cereales. La realidad de un suelo árido y escasamente productivo, se compensa con la existencia de un clima ideal, que se mantiene templado durante todo el año.
La isla de Creta, en particular, está recorrida, en sentido longitudinal, por una cadena montañosa y ofrece un amplio litoral marítimo, apto en todo su perímetro para el establecimiento de puertos ventajosos para la navegación. Su situación privilegiada la convirtió en el primer nexo entre el Oriente y el Occidente.
Respecto al origen de la civilización minoica desde el punto de vista etnológico es difícil adscribir a los cretenses minoicos con algún pueblo conocido. Una de las tesis más admitida es que son herederos directos de los habitantes neolíticos de la isla (que llegarían a la misma hacia el 6000 a. C.) y que los pueblos no neolíticos (indoeuropeos o no indoeuropeos) que pudieran haber llegado a la isla no se impusieron, sino que se vieron absorbidos por la cultura cretense sin imponer.
Los primitivos habitantes de estas islas fueron los pelasgos (hombres del mar), quienes desarrollaron una civilización que se conoce con el nombre de minoica. El principal asiento de esta civilización fue la isla de Creta, que constituyó la base de su poder.
Hacia el año 3000 a.C. habían logrado alcanzar un nivel cultural muy importante y organizado un verdadero imperio marítimo y comercial, que se extendía a través de las islas y las costas del mar Egeo, y cuyo centro fue la ciudad de Cnosos. Su apogeo perduró hasta el año 1400 a.C. aproximadamente, época en que los arios irrumpieron en el Mediterráneo. Las grandes ciudades que habían levantado, como Cnosos al Norte y Festos al Sur, carentes de murallas que las protegieran, fueron incendiadas y quedaron en ruinas. Durante dos siglos predominaron los aqueos, hasta que fueron desalojados por los dorios.
La autoridad superior era ejercida por los reyes o minos, que concentraban en sus manos el poder político, militar y religioso. En el ejercicio de sus funciones eran asesorados por un consejo de ancianos de carácter consultivo.
La economía estuvo basada en la explotación de la tierra, que les brindó la provisión de los alimentos esenciales; y fundamentalmente en la actividad mercantil y naviera, que les rindió grandes ganancias y les permitió gozar de un elevado nivel de vida por la importación de mercancías provenientes de todo el mundo conocido en aquel entonces. Los cretenses establecieron factorías en las islas del Mar Egeo y en Chipre, Italia y España.
La civilización cretense se sustentaba en una economía agrícola y ganadera. También eran hábiles navegantes y poseían importantes flotas con las que establecieron relaciones comerciales con otros pueblos. En los monumentos egipcios se hallaron testimonios escritos de estos contactos. La intensidad de su comercio los llevó a establecer un sistema de pesas y medidas y a desarrollar un sistema de escritura con el que podían registrar las transacciones comerciales.(Las excavaciones de Creta, después de 1900 revelaron la existencia de aproximadamente 3.000 tablillas de arcilla, inscritas con dos escrituras, denominadas lineal A y lineal B.)
Los cretenses constituyeron un pueblo pacífico, aficionado a la vida social y a la práctica de los deportes. Cultivaron, por lo tanto, la música y la danza, interpretando en instrumentos originales, como la cítara y la flauta, cuya invención se les atribuye. En cuanto al deporte, practicaron sobre todo atletismo y boxeo, y realizaron pruebas de acrobacia.
La mujer participaba a la par del hombre en estas actividades, aunque su influencia predominaba en el seno del hogar. Además gozaba del privilegio poco común del ejercicio del sacerdocio. La sociedad tenía características típicamente matriarcales. También presentaba una fuerte especialización: escribas, carpinteros, pastores, agricultores, armeros, escultores, lapidarios, vidrieros, alfareros, orfebres, herreros, curtidores, tejedores, pintores.
Cada familia poseía una parcela de tierra que trabajaba para sí mismos y parece que la clase esclava o no existía o lo hacía en una proporción muy pequeña.


La minoica es la primera gran cultura europea de la Edad del Bronce, aparecida en la isla de Creta por el 3.000 a.C. Los minoicos posiblemente sean descendientes directos de los habitantes neolíticos de la isla de Creta  ya que no se conoce correspondencia etimológica con ningún otro pueblo conocido.
La religión cretense está vinculada al toro como elemento masculino de la fertilidad y a la Diosa Madre como elemento femenino, ambos debían unirse y dar fertilidad a los campos, animales y humanos. 
La serpiente por su parte (presente en la representación de la Diosa Madre) nos habla de renovación de los ciclos naturales.
La Diosa se representa con el vestido típico minoico, sujetando dos serpientes y con un gato o pantera sobre la cabeza.
Conocemos las prácticas del salto al toro por los sellos, los escultores minoicos no se dedican a la gran escultura, sino que prefieren realizar pequeñas estatuillas de personas o de animales, en oro, marfil, bronce o barro cocido.


Igualmente sobresalieron en el trabajo de las miniaturas de los sellos grabados, que se utilizaban, entre otros fines como garantía de propiedad al ser estampados sobre los objetos o como amuletos. Se realizaban en madera, marfil y metales especialmente oro. Lo más destacables es el gusto por el detalle y el movimiento. 


Los cuernos de consagración son un símbolo de culto, aparecen a millares. Es un elemento que coge Creta de Egipto. Tienen que ver con el animal que da la fuerza bruta por excelencia, en un elemento masculino en un mundo en donde lo femenino tiene bastante importancia, las sacerdotisas, las que ofician los rituales parece que son las mujeres. 



Se desconoce cual era su sistema de gobierno, estructura social y política. 
Los objetos de valor y la riqueza suntuaria hablan de una élite social o de unos altos funcionarios, quizá en torno a un poder central, que tal vez tuviera el monopolio del comercio y de la actividad palaciega. 
Podría haber un monopolio de la autoridad central, con atribuciones religiosas.
La tradición nos habla del rey Minos de Creta, pero realmente no está atestiguada su existencia.
Se pueden observar distintas etapas en esta cultura :



1. Minoico Antiguo. Prepalacial (2600-2000 a.C.):
Su economía se basaba en la agricultura y la ganadería, en la zona oriental destacaron los asentamientos pesqueros y comerciales (con las Cícladas, Chipre, Cilicia, Siria, Egipto). 
Se perciben influencias de Egipto y de Levante,participaba del comercio mediterráneo dando lugar a una transformación social y económicamente.


2. Minoico Medio (Protopalacial) (2000-1700 a.C.) y Reciente (Neopalacial) (1700-1400 a.C.):

Su cronología es muy dudosa, incluso comparándola con los testimonios egipcios, chipriotas y anatolios. 

Preeminencia de la zona norte y central en torno a 2000-1800 a.C. 
Presenta un nuevo estilo cerámico decadencia de los asentamientos orientales y la agricultura del sur.

Fase 1º. Minoico Medio I (MMI)
− Gran aumento demográfico y los hábitats se modificaron.
− Una destrucción brutal, quizá debida a causas naturales, afectó al final del MMII. 
− Posible relación con las invasiones que acabaron con el Heládico Antiguo en Grecia y que afectarían a la isla.
− Final de esta etapa por una serie de desastres naturales que generará inestabilidad política y étnica.

Fase 2º. Minoico Medio II (MMII) 
− Nuevo periodo floreciente durante el cual se reedifican los palacios con mayor riqueza y superficie, pero con una estructura muy similar.
− Florece la industria... alfarería, orfebrería, armas.
− Gran importancia del comercio marítimo con Chipre, Siria y Egipto que se amplía a la Cirenaica en busca de especias.
− Arte... figurillas femeninas perfectamente elaboradas dan impresión de lujo y elegancia; faldas acampanadas y abierta, peinados en forma de cuerno, tocados y sombreros; Significación, posiblemente, religiosa; Posibles exvotos.


Fase 3º. Minoico Medio III (MMIII) y Minoico Reciente I (MRI), también es llamada Fase Neopalacial o de apogeo de la civilización Minoica
− Nueva etapa de confusión que marca el fin del MMIII y el comienzo del MRI, quizá por causas naturales (movimiento sísmico).
− El paso al Minoico Reciente (Fase de los Segundos Palacios) se produce sin ruptura, como en el resto del Egeo.
− Reconstrucción de palacios,edificios de gran dimensión y monumentalidad, compactos en torno a un gran patio central y numerosas dependencias.
− Aumenta la riqueza, decoración mural de frescos y juegos de columnas y pilares.
− Casas a modo de mansión o de pequeños palacios denominados generalmente villas, aunque pueden carecer del patio central, tratan de imitar la arquitectura de los grandes palacios.


La mayor parte de los centros minoicos fueron destruidos en torno a la mitad del II Milenio. 
La relación entre la erupción volcánica de Thera y el fin minoico sigue teniendo una gran aceptación.  Esta erupción es de gran importancia en la cronología porque marca el fin de los Segundos Palacios. 
Cnosos se había repuesto satisfactoriamente de otros movimientos sísmicos, pero en este caso se abandonan las edificaciones y los campos y apareció otra forma de cerámica y de vida distinta a la anterior. 
Al periodo hegemónico Palacial le sucederá la decadencia, las luchas internas y la falta de poder que causará el fin de la talasocracia y del poder minoico. Esta decadencia es aprovechada por los micénicos que implantaron su hegemonía.


En cuanto a la civilizacion micenica 
Los nombres con los que Homero designa a los que atacan Troya son tres: argivos (Argos), danaos ( Persas) y el más frecuente AQUEOS ( un nombre parecido aparece en documentos hititas). Argivos vendría de la ciudad de Argos, situada cerca de Micenas. Los aqueos parecen corresponderse con el pueblo de los Ahhiyawa, que aparecen en documentos hititas. Aunque no nos parezcan nombres muy parecidos para los lingüistas se pronunciaría Akiyawa y eso es un parecido más que razonable.
Se instalaron en la Península Heládica sobre todo en el Peloponeso en torno al 1900. Entre 1600 -1100 a.C es su época de apogeo.
El Lineal B, es una sistema silábico.
La primera duda sobre los griegos es cuándo llegaron a Grecia continental, para muchos autores los primeros hablantes de griego entraron en la península hacia el 1900 se basan en la introducción de una cerámica llamada minia. Para otros llegaron varios siglos más tarde.
Robert Drews propone que es en torno al 1600 que comunidades hablantes de lenguas indoeuropeas empezaron a abandonar sus tierras nativas probablemente por el este de la actual Turquía. Son de élites guerreras que se movían en campañas planificadas. Con su superioridad de armamento se apoderan de sociedades más vulnerables. Estos primeros hablantes griegos se superpusieron como pequeña minoría dominante sobre una población preexistente. Drews plantea que en las tumbas de pozo del interior de Micenas los allí sepultados eran 6 cm más altos que los sepultados fuera en tumbas menos ricas, plantea desde ahí una diferencia étnica, aunque verdaderamente la diferencia de altura se puede deber simplemente entre una grupo social más rico y mejor alimentado simplemente. Un cambio de cerámica - cerámica MINIA, también según esta teoría apoyaría esta invasión, aunque esto es un poco relativo ya que un grupo humano puede cambiar su tecnología de cerámica por evolución sin necesidad de ser invadido.
Otra teoría es la de Colin Renfrew por su parte apoya que el griego se desarrolló en la propia Grecia como evolución de una especie de protogriego descendiente de la familia indoeuropea, estos hablantes estaría en la península griega desde antes del 6000 aC, con la revolución neolítica.
Esta teoría de Renfrew ha sido discutida desde el punto de vista lingüístico, ya que si las lenguas indoeuropeas se hubieran desgajado tan pronto de su tronco común, antes del año 6000 las diferencias entre ellas serían mucho mayores y los lingüistas no habrían reparado en las semejanzas entre griego, latín, e indio antiguo.
Por tanto, según la teoría lingüística los primeros griegos entran en Grecia entre el 1900 y el 1600 aC.
Pero para el lingüista español Villar, la procedencia de estos primeros griegos es del Epiro, una región entre la actual Grecia y Albania. La razón es la toponimia, los nombres de lugar se mantienen durante mucho tiempo y los topónimos del Epiro, son helénicos. Y, al contrario, muchos lugares de la Grecia clásica mantenían nombres antiguos: aquellos que terminan en -sso, -ttos y -nthos ( Parnasso, Korynthos…) son anteriores a la llegada de los griegos de los primeros moradores de Grecia.
Los periodos de esta civilizacion. 


1. Micénico I Antiguo (1600-1500)
Periodo de formación (tumbas de pozo).
Continuidad con el periodo anterior y enriquecimiento.
Sociedad muy estratificada con príncipes guerreros y artesanos especializados, formas artísticas con influencia cretense y local.


2. Micénico II (1500-1400)
Se impone en el Egeo las tumbas tipo tholos. 
Al final del periodo ocupan Cnosos (Creta).
Impulso para organización micénica, se adopta sistema palacial basado en registro escrito.


3. Micénico III A y B (1400-1200)
Apogeo. 
Construcción grandes fortalezas y palacios, expansión comercial y consolidación potencia entre imperios hitita y egipcio. 
Expansión por todo el Mediterráneo.


4.  Hacia el 1200 inicio de oleadas de destrucciones masivas, final mundo micénico y periodo inseguridad, son los "años oscuros"de casi 400 años. 


Los gobernantes quieren dejar constancia de su vida, de su status social, manifestado sobre todo en el enterramiento, se delimitan espacios sagrados para tumbas como en el caso de Micenas delimitados fuera del casco urbano con ajuares para muertos, objetos lujosos y objetos de guerreros ( petos de oro, collares, máscaras faciales de oro, etc), se inmortaliza así el poder y la autoridad.
- Aparición del carro; anteriormente se conocía el carro de bueyes para transportes, pero el carro se caracteriza por su ligereza y por ser llevado por caballos. El carro es un elemento de estatus social, les sirve para llegar hasta la batalla, no para la confrontación, ya que la ligereza del carro no permitiría el embiste de la batalla, se utiliza como elemento de estatus para llegar a la batalla.
- El arma propia micénica es la espada larga ( origen indoeuropeo) de láminas de bronce y el casco de dientes de jabalí. Un escudo muy característico es el que tiene forma de ocho.
- La sociedad presenta una estratificación muy marcada. Predomina una nobleza guerrera que concentra el poder y hay una especialización de los trabajos.
- El rasgo propio quizás es la tumba THOLOS, de la que la más famosa en la Tumba de Atreo en Micenas, una cámara mortuoria construida por completo con grandes bloques de piedra, de dimensiones enormes y que no tiene precedentes arquitectónicos ni dentro ni fuera de Grecia.
-Los micénicos tenían una red de calzadas que salían en todas direcciones, con cuestas reducidas para que pudieran pasar los bueyes con mercancías y los carros de los nobles.
Gracias a las tablillas sabemos que se componía de reinos independientes, cada uno con su fortaleza y rodeado de un área de influencia. Organizados en torno a un palacio, con economía muy centralizada y sociedad muy jerarquizada. 
El estudio de la sociedad está basado en las tablillas de Pilos y en segundo lugar de Cnosos.
Los micénicos se basaron en los minoicos para crear su propia escritura. Los minoicos usaban la escritura conocida como linear A, que no ha podido ser descifrada. La linear B, desarrollada por los micénicos, fue una forma primitiva de la escritura griega.


Para estudiar la sociedad micenica se valieron de los esqueletos de las tumbas de Micenas que muestran hombres de unos 1,67 m y mujeres de 1,55 m la estatura media del pueblo llano sería unos seis centímetros inferior. La edad media de los hombres enterrados es de uso 35 años y de las mujeres de unos 30.
Cómo se visten: Los tejidos eran de hilo o lana, la ropa típica en los hombres era una túnica de mangas cortas y ceñida a la cintura, si hacía calor se quedaban con el taparrabos o faldelín.
Las mujeres llevan la típica falda de volantes cretense, el corpiño ajustado y a veces un chal.
La industrialización en la producción de ropa y tejidos llegó a un grado muy importante.
Encima de la ropa llevan todo tipo de adornos: cuentas, adornos de oro cosidos, pendientes, brazaletes, tiaras, collares, sellos de oro.
Es por tanto una cultura refinada, próspera y con influencia de Creta. Es posible que los minoicos incluso cuando dominaban una Creta en decadencia siguieran considerándola culturalmente superior.
Tenemos una sociedad compleja, jerarquizada. Todas las actividades se organizan entorno a los palacios, que a diferencia de los de Creta estos tienen unas defesas imponentes, con muros que los griegos llaman ciclópeos, pues creían que sólo los gigantes podían hacerlos.
A la cabeza de cada reino hay un rey o wanax. La siguiente figura de poder es el lawagetas, o "conductos del pueblo en armas" algo así como un lugarteniente.
Los nobles que rodean al rey son los hequetai "seguidores", serían sus caballeros en la guerra y los compañeros de cacerías.
El damos ( que en el dialecto jónico de Atenas se convertiría en demos) debía ser el pueblo libre. Poseían sus propias tierras, aunque a cambio debían rendir cuentas a los escribas de palacio y entregar una parte de la producción al palacio. También había esclavos o doeroi.
Las murallas ciclópeas y las grandiosas tumbas thólos necesitan movilizar a muchas personas en donde sin duda habría esclavos.

ALGO MAS SOBRE EL TEMA…
                           
El origen y la escritura del reino de Creta son tan oscuros como lo es también su final. Hay muchas teorías y todas ellas audaces. Evans reconocía tres estadios claros de la destrucción. Por dos veces se reconstruyó el palacio, pero la tercera destrucción fue definitiva.
Arthur Evans, comenta que descubrió que la destrucción del palacio minoico se había llevado a cabo con el poderío propio de un fenómeno de la Naturaleza. Pompeya era el ejemplo clásico de un caso análogo. Aquí, Evans encontraba, en las estancias del palacio, signos análogos de que la muerte había sorprendido a los hombres repentinamente, en plena vida, como los que por primera vez vieran.
D’Elboeuf y Venuti al pie del Vesubio: instrumentos de trabajo abandonados cerca de la mano del operario, ejemplares de trabajo manual y obras de arte suspendidos repentinamente en plena ejecución, faenas domésticas interrumpidas violentamente.
Entonces planteó su teoría confirmada por la experiencia propia. El 26 de junio de 1926, faltando exactamente quince minutos para las diez de la noche, Evans se hallaba en su cama leyendo cuando se produjo de repente un brusco movimiento sísmico. La cama se movió, las paredes de la casa temblaron, algunos objetos cayeron, un cubo lleno de agua se vertió, la tierra pareció trepidar y luego bramó como si el Minotauro volviera a la vida. Pero la sacudida sísmica no duró mucho rato.
Cuando la tierra se hubo tranquilizado, Evans saltó de la cama y salió corriendo. Rápidamente se dirigió al palacio. Las obras puestas al descubierto por las excavaciones habían quedado intactas. Donde había sido posible, hacía años se habían colocado refuerzos de acero para sostener los vacilantes muros descubiertos. Pero en los pueblos de los alrededores y hasta en la capital, Candía, el movimiento sísmico había producido terribles estragos. Ello confirmó la teoría de Evans, basada en que Creta era una de las zonas de movimientos sísmicos más agudos de Europa. Sólo la potencia de aquel terremoto que de pronto sacudió la tierra, la agrietó y devoró la obra de los hombres, podía haber destruido el palacio de Minos, de modo tal que sobre sus ruinas ya no pudieran construirse más que un conjunto de chozas miserables.
En síntesis, esa es la tesis forjada por Evans, que algunos no comparten. Quizá algún día se aclare la incógnita. Evans, al menos, no ha podido cerrar el círculo, cuyo primer esplendor fue vislumbrado por Schliemann, hombre lleno de fe, bajo las cenizas de Micenas.


Este articulo es el resumen de una etapa que se se ira desgranando paulatinamente a lo largo de su historia..





domingo, 14 de julio de 2019

LA ALQUIMIA Y EL HERMETISMO


La alqumia es una disciplina experimental, precursora de la moderna ciencia química que, por medio de un elemento desconocido  llamado “piedra filosofal”, pretendía la transmutación de los metales en oro y la consecución de la panacea universal o elixir de la eterna juventud. En Europa tuvo su momento de florecimiento durante la Edad Media.
Los herméticos,son en realidad herederos del concepto aristotélico de la unidad de la materia, según el cual una sola materia original se reviste con distintas formas (accidentes), que son los que la especializan en los distintos tipos de realidad. De ahí la idea de transmutar unos accidentes en otros, lo que en el caso de los metales implicaría que, mediante la manipulación de las formas (color, peso, brillo, dureza…), podría provocarse un proceso de perfeccionamiento hacia materias cada vez más nobles, tendencia implícita también en la doctrina aristotélica, que afirma la tendencia de todas las cosas hacia su perfección. Pero la alquimia prometía además a sus practicantes un beneficio adicional: el elixir de la longevidad, una tintura que sanaba el organismo de cualquier enfermedad, incrementando de modo asombroso sus potencias físicas.
El Hermetismo es un conjunto de doctrinas de carácter religioso, filosófico y astrológico expuestas en los llamados "escritos herméticos", atribuidos a Hermes Trimegisto (cuyo nombre significa "tres veces grande"), nombre que dieron los griegos al dios egipcio Thot, que se suponía comunicador e inventor de ciertas técnicas, como la escritura y la aritmética.
En este cuerpo de doctrinas pueden distinguirse dos corrientes fundamentales: en primer lugar, una corriente filosófica, más griega que egipcia, que en forma de revelación de Hermes que enseña una cosmogonía y una antropología semejantes en muchos puntos a las doctrinas gnósticas; los escritos más representativos de esta corriente son los Tratados herméticos de Poimandres y Asclepio, que desarrollan toda una cosmogonía, una antropología y una escatología siempre bajo la forma de revelación divina. Por otra parte, se da una corriente astrológica, que insiste en la correspondencia entre fenómenos terrestres y fenómenos celestes, en una medicina universal basada en dicha correspondencia y en la trasmutación alquimista de los metales. De ahí el nombre de ciencia hermética, atribuido posteriormente a la alquimia.
Los escritos herméticos, denominados posteriormente Corpus Hermeticum, ejercieron una considerable influencia durante el Renacimiento en autores como Marsilio Ficino,Tomás Campanella y Giordano Bruno; incluso en el mismo Copérnico se reflejó esta influencia, plasmada en sus ideas acerca de la armonía universal.
El alquimista,parte de la creencia de que todos los metales están compuestos de mercurio y azufre, aunque en diferentes proporciones. El objetivo ansiado es la consecución de la “piedra filosofal”, también llamada “polvo”, “el gran magisterio”, “precioso elixir”, “tintura”, “quintaesencia”…, la cual, por simple contacto con los metales fundidos, los transmutaría en oro.
Pero la alquimia se distingue además de las modernas ciencias por servirse de un lenguaje alegórico-simbólico que la presenta no sólo como una técnica encaminada a descubrir fenómenos naturales o a la experimentación con los elementos físicos, sino como un camino hacia la interioridad, una vía de conocimiento místico y metafísico, inseparablemente imbricada con la realidad física. No podría ser de otro modo, teniendo en cuenta que el alquimista no se limita a asistir como espectador al tránsito de la materia hacia su propia perfección, sino que intenta influir en este proceso erigiéndose así en sustituto del tiempo. Gracias a la soñada “piedra filosofal”, se sitúa en otra dimensión de la existencia en la que de nada sirve el lenguaje convencional de las ciencias. Se hace así necesario recurrir a un lenguaje simbólico e impenetrable para los no iniciados, pues el lenguaje convencional se revela como insuficiente para transmitir la idea de lo esencial. Si el objetivo de un maestro alquimista es expresar lo indecible, la vía no puede describirse por medio de palabras, tan sólo puede ser imperfectamente sugerida por medio de imágenes simbólicas.
Representación alquímica del principio masculino simbolizado por el Sol y el León

Representación alquímica de la unión de los opuestos, masculino y femenino.

La alquimia se presenta al hombre moderno como una disciplina de aspecto y límites confusos. Puede parecer una fase experimental pre-científica, debido a su falta de sistematización y a lo impenetrable de su lenguaje, pero lo cierto es que los alquimistas lograron no pocos descubrimientos precisamente gracias al carácter experimental de sus actividades. En este sentido, la actitud del filósofo inglés Francis Bacon, expresada en su Novum Organum, resulta prototípica: Bacon refiere la fábula del padre que dejó a sus hijos una heredad asegurándoles que en ella se escondía un tesoro. Los hijos removieron toda la tierra del campo sin encontrarlo, pero a cambio el campo resultó ser después mucho más fértil y éste fue el verdadero tesoro. Así, los experimentos alquímicos, si bien no parecen haber dado los frutos soñados, sí allanaron el camino de las ciencias experimentales modernas
La alquimia tuvo, desde luego, su parte de falsedad, fraude y engaño, como cabía esperar de una disciplina tan asistemática. Fueron numerosos los pícaros que se aprovecharon de la codicia o de la ignorancia de las gentes para conseguir favores y riquezas. Por otra parte, abundan también los casos de estudiosos serios, aunque desafortunados, que incluso perdieron la vida por no conseguir el ansiado oro filosofal para los poderosos de cuyo favor habían disfrutado. En cualquier caso, no todo fue superchería: a las experiencias alquímicas debemos el descubrimiento de técnicas que luego resultarían inmensamente útiles para las ciencias positivas, como los métodos para el refinado de diversos metales, la destilación alcohólica, la sublimación de sustancias como el sulfuro y el arsénico blanco. A Raimundo Lulio debemos el descubrimiento de la acetona, y a Paracelso el conocimiento de los efectos fisiológicos de diversos metales.Resumiendo y segun mi humilde opinión,se podria considerar una disciplina experimental precursora de una ciencia.


ALBERT CAMUS Y EL EXTRANJERO


En su variada obra desarrolló un humanismo fundado en la conciencia del absurdo de la condición humana. En 1957, a la edad de 44 años, se le concedió el Premio Nobel de Literatura por «el conjunto de una obra que pone de relieve los problemas que se plantean en la conciencia de los hombres de hoy»
Comenzó a escribir a muy temprana edad: sus primeros textos fueron publicados en la revista Sud en 1932. Tras la obtención del bachillerato, obtiene un diploma de estudios superiores en letras, en la rama de filosofía
El anarquista Andre Prudhommeaux lo presentó, en 1948, por primera vez, en el movimiento libertario, en una reunión del Círculo de Estudiantes Anarquistas, como simpatizante que ya estaba familiarizado con el pensamiento anarquista. Camus escribió a partir de entonces para publicaciones anarquistas, siendo articulista de Le Libertaire (precursor inmediato de Le Monde libertaire), Le révolution proletarienne y Solidaridad Obrera (de la CNT.) Camus, junto a los anarquistas, expresó su apoyo a la revuelta de 1953 en Alemania Oriental. Estuvo apoyando a los anarquistas en 1956, primero a favor del levantamiento de los trabajadores en Poznan, Polonia, y luego, en la Revolución húngara. Fue miembro de la Fédération Anarchiste.
Su ruptura con Jean-Paul Sartre tiene lugar en 1952 tras la publicación en Les Temps Modernes del artículo que éste encargó a Francis Jeanson, donde reprochaba a Camus que su rebeldía era "deliberadamente estética". En 1956, en Argel, Camus lanza su "Llamada a la tregua civil", pidiendo a los combatientes del movimiento independentista argelino y al ejercito francés, enfrentados en una crudelísima guerra sin cuartel, elrespeto y la protección sin condiciones para la población civil. Mientras leía su texto, afuera, una turba heterogénea lo injuriaba, y pedía su muerte a gritos. Para él, en aquella guerra, su lealtad y su amor por Francia, no impedía el cabal conocimiento de la injusticia que vivía el pueblo argelino, depauperado y humillado, como tampoco podía impedir su amor por Argelia que se reconociera deudor de una lengua, una cultura y una sensibilidad política y social indisolublemente unidas a Francia.
Existen corrientes de opinión que afirman que esta ruptura nunca tuvo lugar realmente. La confusión entre las cartas a Sartre enviadas en la década del 1932 al 1954 fue el indicador de que Camus negaba su influencia, achacándola a 'malentendidos intencionados'. Futuras indagaciones siembran dudas sobre la autoría real de esas cartas.
Al margen de las corrientes filosóficas, Camus elaboró una reflexión sobre la condición humana. Rechazando la formula de un acto de fe en Dios, en la historia o en la razón, se opuso simultáneamente al cristianismo, al marxismo y al existencialismo. No dejó de luchar contra todas las ideologías y las abstracciones que alejan al hombre de lo humano. Lo definió como la Filosofía del absurdo, además de haber sido un convencido anarquista, dedicando parte importante de su libro "El hombre rebelde" a exponer, cuestionar y filosofar sobre sus convicciones, y demostrar lo destructivo de toda ideología que proponga una finalidad en la historia.
Camus murió el 4 de enero de 1960, en un accidente de coche cerca de Le Petit-Villeblevin. Entre los papeles que se le encontraron había un manuscrito inconcluso, El primer hombre, de fuerte contenido autobiográfico y gran belleza. Camus fue enterrado en Lourmarin, pueblo del sur de Francia donde había comprado una casa.

La primera novela de Albert Camus, El Extranjero, publicada en 1937 posee, entre varias particularidades, la de ser, además la más ampliamente difundida de las obras del escritor argelino. Expresa una cierta  peculiaridad hipnótica que, aunada al ritmo y la brevedad de la narración, logra convertirla en uno de esos escasos libros que se hacen leer de un tirón. Desde el primer párrafo Camus nos sumerge en el terreno de lo absurdo que, sin embargo, nos resulta siniestramente familiar pues tal absurdo es un fiel reflejo de la existencia del hombre moderno, en la que lo cotidiano y lo extraordinario, lo predecible y lo inexplicable se alternan de manera aleatoria, simplemente suceden y el aparente carácter caótico que determina y moldea toda esa absurda sucesión de fenómenos absurdos.
Partiendo del absurdo como condición existencial primaria y destino ineludible del protagonista, el autor desarrolla una crítica elegantemente mordaz e implacable de valores de la sociedad burguesa, sumando absurdo tras absurdo expresados mediante la sacralización de la muerte, la piedad artificial de los ritos funerarios y del propio luto, así, como las conductas individuales y colectivas que los legitiman conformando un ineludible círculo vicioso de prejuicios, hipocresía e ignorancia malintencionada del cuál, una vez dentro, es absolutamente imposible escapar, pues de principio a fin, de la cuna a la tumba cada existencia individual corresponde a la concretización subjetiva de lo absurdo como rasgo definitorio y definitivo del hombre y del cosmos.
   Tema recurrente en toda su obra, el sistema Judicial es la representación última de la más absurda pretensión del hombre: creerse capaz de distinguir valor alguno en las acciones de sus semejantes y llegar a la pretensión de poder ejercer la justicia. Así dentro de la teatralidad total que es la existencia individual se representa un segundo drama: una trágica pantomima con niveles aún más patéticamente  perversos de falsedad y teatralidad. En este teatro de la crueldad el actor por antonomasia, el histrión último es el juez, impostor de Dios, representación de la incurable necedad del hombre que, ciego a la verdad, se cree capaz de ejercer la justicia.


Los hechos suceden en Argel. Meursault recibe un telegrama en el que se le informa que su madre ha fallecido, así que debe partir hacia Marengo, donde se encuentra el asilo de ancianos, lugar en el que se hallaba su madre; pero, primero pide permiso a su patrón para poder emprender el viaje. Una vez en el asilo, se niega a ver el cuerpo de su madre y realiza reflexiones que demuestran su indiferencia. En lugar de llorarle, de expresarle su dolor, conversa con el conserje; le molesta el llanto de las mujeres, e incluso el entierro le resulta pesado, tortuoso. Una vez concluido regresa a Argel con alegría, pensando solamente en dormir. Nada hubo en él que expresara ningún pesar. Había muerto su madre, sin embargo, para el todo fue un trámite. 
Ya de regreso, después de tanto dormir se da cuenta de que es sábado, así que decide dar un paseo y se encuentra con Maria Cardona, antigua mecanógrafa de su oficina, por la que había sentido deseos en el pasado. La invita al cine y luego pasa la noche con ella. Al otro día empieza a reflexionar acerca de la gente también expresa el aburrimiento que le provoca ese día. Pensó que ya era un domingo menos, que su madre estaba ahora enterrada, que volvería a su trabajo. Nada había cambiado. El vacío que vive es extremo. No hay ninguna expresión de sensibilidad en sus reflexiones. Todo en él acontece como en forma autómata. 
Vuelve a su trabajo. Su patrón lo saluda por el luto y le pregunta por la edad de su madre. No la recuerda. Da una edad aproximada. Demuestra aquí un gran desamor por ella… ¡No saber su edad!.... 
Al regresar a su casa, se encuentra con Raymond Sintes (un vecino), que lo invita a comer en su habitación. Acepta para no tener que cocinar. Raymond le cuenta una historia que ha vivido con una amante, lo escucha pero casi sin interesarse; vuelve a su departamento ya que a Meursault le daba lo mismo ser su "amigo" y viceversa. 
Trabajó mucho toda la semana. El patrón le propone enviarlo a una oficina que instalará en Paris. Ante la pregunta de su jefe, responde que nunca se cambia de vida, que todas valían lo mismo… He aquí la absoluta indiferencia. Su jefe observa que jamás responde directamente que no tiene ambiciones… Por la tarde Maria le pregunta si quería casarse con ella. Nuevamente la respuesta es: "me da igual". No hay en él "si" o "no". Pareciera que nada tiene sentido, nada le importa lo suficiente como para jugarse en una decisión personal única y responsable. Maria lo ama y se lo dice; él ciertamente no la quiere y se lo hace saber. Para él, el matrimonio no es cosa seria. Pero si ella desea casarse él lo haría cuando ella lo disponga. Después de lo ocurrido Raymond lo invita a pasar el domingo en una cabaña en la paya de un amigo, cerca de Argel y cuando llega el día Raymond, Maria y él se marchan. Al salir, enfrente había un grupo de árabes, entre ellos estaba el hermano de la joven (la amante) a la que Raymond golpeo. Sin embargo, no les dieron importancia. 
Siguieron su camino. Se bañan, almuerzan y luego los tres salen a caminar. Se cruzan con dos árabes, que vienen tras Raymond a vengar la paliza que le dio a su amante(que resulto ser hermana de alguno de ellos. Raymond es herido. Lo llevan a un medico. Nuevamente vuelve a salir con Meursault y se encuentra otra vez con los árabes Raymond saca un arma pero no la dispara. Meursault se la pide. A Meursault el sol le molestaba, el calor lo sofocaba y encuentra al árabe que hirió a Raymond, le muestra su cuchillo y le dispara. Meursault comprende que destruyó el equilibrio del día. Por primera vez un domingo fue diferente para él. Había sido feliz. Disparo cuatro veces más sobre el cuerpo y reconoce que así llama a la puerta de la desgracia. 
Es llevado a un juez de instrucción e interrogado. No había escogido abogado, le envían uno. El abogado decide ayudarlo, pero Meursault, absolutamente sincero le afirma que perdió la costumbre de interrogarse, de reflexionar. Todo porque su abogado le pregunto si sintió dolor el día del entierro de su madre. Los instructores saben de las muestras de insensibilidad de ese día y harán hincapié en ello el día del juicio. El abogado no logró convencerlo de decir que ese día había reprimido sus sentimientos naturales. Al poco tiempo, compadece nuevamente ante el juez. El juez buscaba el arrepentimiento de él, pero ni siquiera ante el crucifijo, se conmovió. Afirma no creer y más que culpable o arrepentido se confiesa aburridlas visitas del juez continuaron, pero él no le prestaba atención, estaba cansado de contar siempre lo mismo. Maria lo visita por primera y única vez ya que se lo prohibían por no ser su mujer. Ahí es cuando Meursault comienza a sentir que esta prisionero, describe las sensaciones que siente en la prisión: La falta de una mujer, la prohibición de fumar, la falta de libertad. Reflexiona sobre el paso del tiempo estando encerrado. Por primera vez, algo parece importarle. Es el castigo, pero, confiesa no sentirse desgraciado. 
Comienza su juicio, escucha los nombres de los testigos: el director y el conserje del asilo, Raymond, Massou, Salamano, Maria. Comienza a ser interrogado por el fiscal que hace hincapié en el tema de la mama… Luego se les toma testimonio al director y al conserje del asilo. Ambos hablaron de su negación, que no lloró, que se fue inmediatamente después del entierro sin sollozar ante la tumba, y que ni siquiera sabía la edad de su madre. 
Continúa el Juicio. El protagonista se da cuenta que las cosas no van resultando a su favor porque no solo se juzga por su crimen sino también por no haber sido un buen hijo.. Se realizan los alegatos del fiscal y el abogado defensor. A pesar de que Maria, Massou, Raymond, testimoniaron destacando sus cualidades, el fiscal se mantuvo en la misma línea: desacreditarlo e insiste en que jamás lamentó haber asesinado al árabe. Cuando el presidente del tribunal le pregunta si desea decir algo, Meursault expresa que no tuvo intención de matar al árabe, que todo fue por causa del sol; todos rieron en la sala. El tribunal se retira. Delibera. Regresa y se da la sentencia: culpable de asesinato. Sería decapitado en una plaza pública y en nombre del pueblo francés. 
Finalmente el capellán entra en su celda e intenta explicarle porque necesita el consuelo de Dios. Él, sigue firme en su incredulidad y sostiene que todos estamos condenados a muerte, por lo que ese consuelo no tiene sentido, llega a molestarse mucho y a tomar por el cuello al capellán. Intervienen los guardias. El sacerdote lloró por él. Meursault recuperó la calma cuando éste se fue. En el límite de la noche, las sirenas sonaron, anunciaban su ejecución. Por primera vez, pensó en su mamá. Deseaba la presencia de muchos espectadores que lo acogieran con gritos de odio.




El protagonista

Meursault, un juego de palabras ligado a la relación que tenía con el clima de su Argelia natal, (constituido por las palabras mar y sal/meur et sault.) Es el héroe absurdo prototípico, más que un solitario, un náufrago desolado a la merced de las olas de un absurdo mayor que el propio: la sociedad. Carece de la hipocresía básica necesaria para sobrevivir en la sociedad burguesa, pero no apela con esto a anhelo alguno de virtud, su sinceridad y honestidad, extrema hasta la ingenuidad, es producto de la relación absurda entre dos entes absurdos: el hombre y el mundo, y nace de la respuesta natural del sujeto humano ante tal estado de cosas, la indiferencia. Meursault no es un intelectual amargado, por el contrario es un joven lleno de vitalidad, con el hedonismo egocéntrico propio de los veinte y tantos años, abraza la vida en cuanto se le ofrece con la espontaneidad, tan natural que parece que tenga una pasividad exultante ante todo. Así acepta el amor de Maria, la amistad de Raymond, el regalo ardiente del sol en medio de la frescura del mediterráneo. Esta manera de ser cargada de sensualismo marca todos sus actos, incluyendo los más "trascendentales", en un mundo en el que nunca se molesta en subrayar dada lo obvio de su naturaleza, como son el homicidio y la propia muerte.
 "Meursault prefigura el Sísifo sonriente que años más tarde concebirá Camus en su optimista apologética del absurdo Le myth de Sysiphe" ( Frase extraída de la biografía de las primeras páginas del libro)
"Mersault pues es considerado desde mi opinión como un personaje extraño, intrigante, misterioso, absurdo ya que no mantiene una relación con la sociedad dentro de lo que se considera lo normal, su frialdad despierta curiosidad por saber más, por intentar escudriñar página a página el por qué, quien es y que es lo que hace que tenga está animadversión por la vida. Un ser extraño que crea una curiosidad insaciable que hace que se lea la novela de un tirón."


Conclusión

En la primera parte, bueno al menos así lo propongo yo, se describe a Meursault como un personaje apático, indiferente de la vida, como desconectado del mundo, este obrar de Meursault es lo que Camus establece como la "sensibilidad absurda" (El mito de Sisifo), es la "vida inauténtica" al decir de Heidegger (Sein und Zeit) en donde las personas viven para ocultar su verdadero ser, que es, ni mas ni menos que el hombre "es-un-ser-para-la-muerte".Explicándolo de otro modo, estamos destinados a morir, pero esta realidad, el camino hacia la muerte o sea la nada, nos genera una angustia gigantesca que tratamos de todos modos de evadirnos de ella. Es por ello que Meursault tiene este comportamiento indiferente, no esta enterado, en esta primera parte, de su verdadero ser, tiene una vida inauténtica, es un verdadero extranjero de su propio ser. Meursault, no se pregunta por que vivir, solo vive y con esta actitud frente a la vida se evade de su propio ser.Esta preso de la vida inauténtica.La segunda parte seria una especie de salto hacia él "ser autentico", es la liberación, es el reencuentro con su ser, este punto es central en la obra, Meursault se topa con la primera certeza en su vida, que va ha morir ejecutado, después de un juicio, por haber dado muerte a un hombre, cuando toma al sacerdote por el cuello, si mal no recuerdo, se produce una rebelión en el, descubre su ser, su verdadero y autentico ser, sabe que es un hombre destinado a la muerte y la aceptación de ella lo hace libre, y es por primera ves en su vida un hombre libre y dueño de su vida, es tan libre que ni siquiera el temor a morir ejecutado lo amedrenta, es mas bien su salvación, su verdadera liberación de aquella vida indiferente hacia las cosas y evasiva de si mismo, a partir de ahora Meursault se hace dueño de su vida, recobra su humanidad, aunque ya no le quede mas tiempo en este mundo. Albert Camus toma al nihilismo, como razón del ser (bueno todos los pensadores existencialistas lo han hecho) y lo plasma en la esta novela de manera brillante. Como tal se entiende la decisión del protagonista de rechazar la visita del capellán, ya que tomando el nihilismo como actitud hacía la vida por parte del autor no puede aceptar la existencia de una "ley superior" que determine nuestra vida.