martes, 26 de junio de 2018

MILETO,LA CIUDAD GRECO-ROMANA DE ANATOLIA




Antigua ciudad griega de Jonia, en la costa occidental de Anatolia, cerca de la desembocadura del río Meandro en la antigua Caria, costa oeste de Asia Menor, parte de la actual Turquía, y la más próspera de las doce ciudades de la confederación jónica. 
Tenía uno de los teatros más grandes de Asia con capacidad para más de 15 000 espectadores, y fue el origen del pensamiento filosófico debido a sus contactos pacíficos con ciudades orientales de otras culturas. Saqueada e incendiada en diversas ocasiones llegó a su máximo esplendor hacia los siglos VI y V a. C., coincidiendo con el origen del pensamiento y la Filosofía.
Era la mayor ciudad griega de Asia Menor, no sólo en cuanto al número de colonias fundadas, sino también por su contribución a la filosofía griega. Los tres primeros grandes filósofos de la naturaleza, Tales, Anaximandro y Anaxímenes, vivieron aquí en el último siglo del período arcaico. Actualmente sus ruinas constituyen una importante atracción.
Mileto, es una una de las ciudades más antiguas y con una larga historia, que pierde sus orígenes en el tiempo. Dominada por la influencia de muchas culturas y gobernantes, menos popular para los turistas que la cercana ciudad de Éfeso, Mileto posee también importantes lugares históricos al igual que muchos otros lugares de la costa egea de Anatolia, al oeste de Turquía.


Es la ciudad fortificada por excelencia, edificada gracias al durísimo granito del Monte Olimpo. La gran muralla que la protege ha sido llamada, desde siempre por sus habitantes La Muralla Eterna.
La ciudad antigua consta de múltiples Templos, cuatro Palacios, tres centros sociales (un Teatro, un Estadio y una Academia), dos mercados, un enorme Puerto y un Senado Arcano (donde los más ancianos deciden el futuro de la ciudad y dictan las normas).
Se sabe que ya existía en el siglo XVI a.C., en plena Edad del Bronce, alrededor del año 1000 a.C.. En esa época los griegos jónicos se expandieron hacia Asia Menor y fueron precisamente ellos quienes fundaron Mileto a finales del segundo milenio a.C. viviendo así, Mileto, su primer periodo de riqueza e importancia. A comienzos del siglo 700 a.C. Mileto era la ciudad griega más importante.


Las cerámicas micénicas encontradas en las excavaciones confirman la teoría de que esta fue una de las ciudades de los Pueblos del Mar, aunque Homero contradiga esta hipó­tesis al afirmar que los fundadores de la ciudad fueron los carios.
Su ubicación cercana a la desembocadura del río Meandro, que nace en el Monte Olimpo, y llega hasta el pequeño y fértil mar Egeo de la Bahía negra, le permitió desarrollar un extenso comercio dado a que contaba con cuatro puertos. Fue famosa además por su producción textil, especialmente de ropa de lana.
Sus habitantes fundaron varias colonias en el norte, principalmente en el Helesponto (Dardanelos), en Propóntide (Mar de Mármara) y en el Ponto Euximo (mar Negro). La flota mercante de Mileto navegó a todos los puntos del mar Mediterráneo, incluso llegó al océano Atlántico.
El rey Creso de Lidia la puso bajo su dominio a mediados del siglo VI a.C. y pasó a estar bajo el dominio persa cuando Ciro I de Persia derrotó a Creso en la Batalla del río Halis en el año 547 a.C..
Durante el Imperio Bizantino, Mileto se convirtió en residencia de arzobispos. Los turcos selyúcidas se asentaron en la ciudad en el siglo XII a.C. y usaron a Mileto como puerto para comerciar con Venecia. Los otomanos también utilizaron la ciudad como puerto mientras gobernaron en Anatolia pero al sedimentarse el puerto la ciudad fue abandonada.


Dominada por la influencia de muchas culturas y gobernantes, Mileto posee también importantes lugares históricos al igual que muchos otros lugares de la costa egea de Anatolia, al oeste de Turquía.
La ciudad antigua consta de múltiples Templos, cuatro Palacios, tres centros sociales (un Teatro, un Estadio y una Academia), dos mercados, un enorme Puerto y un Senado Arcano (donde los más ancianos deciden el futuro de la ciudad y dictan las normas).
Mileto fue lugar de nacimiento de grandes filósofos o científicos, como Hecateo o Tales, considerado el padre de la ciencia, Anaximandro, Anaxídemes. El arquitecto de la impresionante Basílica de Santa Sofía fue Isidoro de Mileto, otro hijo de la ciudad que asombró al mundo. Resulta sorprendente que todos los textos olvidan de la hetaira y filosofa Aspasia de Mileto, una de las grandes figuras del mundo griego, que tuvo como alumnos a Platón y Aristóteles y fue la esposa del gran Pericles.

Planificación urbanística de Mileto que fue un modelo para el resto del mundo griego

Mileto fue destruida por los persas alrededor del año 500 a.C. Posteriormente, fue reconstruida en el año 494 a.C., por el arquitecto y matemático Hippodamo que realizo una planificación urbanística ortogonal muy innovadora Ideó una ciudad dividida en cuadrículas de igual tamaño con calles perpendiculares cortadas en ángulo recto.
Este modelo fue adoptado posteriormente por los romanos en sus campamentos militares, que se ha convertido en un modelo urbano llamado plano hipodámico y lo vemos representado a lo largo de toda la Edad Media e incluso en ciudades muy modernas como es Manhattan en Nueva York.
Entre las principales construcciones que podemos observa en la actual Mileto se encuentra el teatro, lar termas de Faustina del siglo I d.C., el Delphinion, la stoa jónica, el ágora septentrional, el Bouleuterion del siglo II d. C.



El Teatro se encuentra en un excelente estado de conservación, especialmente la cavea o graderío del público. En el centro de ésta se encontraba la orquesta, el palco imperial, marcado actualmente por dos columnas que sobresalen y se ven muy bien como se aprecia en la foto.
La fachada del teatro se derrumbó hace siglos, pero el resto se conserva bastante bien. Los accesos y el vomitorio están en uso y resulta muy familiar porque es el mismo sistema que se usa actualmente en los estadios de fútbol.
Fueron los griegos quien comenzaron su construcción en el año siglo IV a. C. y tenía una capacidad para cinco mil espectadores. Posteriormente, los arquitectos romanos lo reformaron y le dieron una capacidad para más de quince mil y es uno de los mayores que existentes en el Asia Menor. El teatro debía estar a la altura de la gran ciudad que era Mileto. Además, fue preparado para que pudiesen celebrar combates de gladiadores.
Este teatro tiene 140 metros de diámetro y la acústica sigue siendo excepcional a pesar de que le falta el escenario y su parte posterior. Desde éste podemos ver las columnas que marcan cual era el palco imperial. Si subimos sus escaleras apreciaremos la decoración que tiene sus peldaños, decorados con patas de animales.
Podemos distinguir las zonas donde se sentaban los distintos tipos de personas debido a las inscripciones que todavía se conservan. Se puede ver todavía cuál era el sector donde se situaban los judíos, lo que nos da una idea de la importancia de la ciudad en esta época.
Las murallas y la torre de vigilancia que se encuentran en la parte superior de la cavea superior son de época bizantina, cuando se levantó una fortaleza sobre el teatro romano.
Desde la parte alta del teatro podemos contemplar una visión de las ruinas de Mileto. A la izquierda veremos “el puerto de los leones” y a la derecha el ágora o las termas de Faustina. Al sur del ágora podemos contemplar el templo de Atenea de orden jónico, construido en la primera mitad del siglo V a.C.


Mileto rompe la tradición urbanística griega, al proponer un esquema innovador basado en la modulación por medio de manzanas que conforman una cuadrícula regular y flexible antes las distintas necesidades arquitectónicas.
Es el resultado de la teorización sobre la sociedad democrática con participación de los gobernantes, soldados y trabajadores que aportan respectivamente, sabiduría, fortaleza y templanza.
El ágora de Mileto articula dos tramas urbanas: una cuadricula pequeña en la parte más estrecha de la península donde está localizada y otra mayor, en la parte más ancha hacia tierra firme.
Esta ubicación, sirve como pivote entre las dos partes de la ciudad y acentúa su carácter de centro de asentamiento. Formalmente, el ágora de Mileto está cerrada en los cuatro lados del rectángulo por medio de la continuidad homogénea que dan las stoas. Hacia el extremo de la península esta perfecta plaza rectangular se articula con otros espacios públicos que conectan con otros edificios del gobierno.


La Puerta de los Leones,era la más importante de las cuatro con que contaba la ciudad. Esta puerta se sitúa en la parte septentrional de la península de Mileto, penetrando mucho en ella.Debe el nombre de la puerta a dos grandes esculturas de leones situadas en la zona más estrecha del puerto. Hay dos monumentos de mármol en su muelle suroccidental. El mayor de ellos se construyó en el siglo I a.C. y contaba con cuatro pisos, llegó a tener una altura de dieciocho metros. Este edificio se levantó en honor de Pompeyo que había acabado con los piratas cilicios, que continuamente atacaban a la ciudad.Posteriormente, este edificio fue dedicado a Augusto por su victoria naval en Actium que se produjo en el año 31 a. C. Actualmente, sólo se conserva de dicho edificio la base circular. Muy cerca se encuentra el otro edificio que era más pequeño y fue construido en el siglo I d.C., y está dedicado a C. Grattio, CF Galeria.

Las Termas de Faustina fueron construidas hacia mitad del siglo II d.C. en honor de la emperatriz Faustina que era hija de Antonino Pío y esposa del emperador Marco Aurelio. Éste visitó Éfeso en el año 163 d.C.Se ha encontrado en estas termas un grupo escultórico excepcional donde está representado el dios Apolo y sus musas. Dicha escultura se encuentra actualmente en el Museo Arqueológico de Estambul.Estas termas son el único edificio de Mileto que no se ajusta al plano hipodómico, dado que sus ejes forman un ángulo aproximado de 45º con la cuadrícula rectangular del resto de la ciudad.Debemos destacar entre los restos de estas termas, el frigidarium o sala de agua fría, donde todavía se conservan dos esculturas, la de un león y la de Meandros, el dios del río. También se ve muy bien la palestra, el caldarium o sala de agua caliente, tiene unos muros que alcanzan los quince metros de altitud.Junto a las termas de Faustina podemos contemplar la mezquita de Ilyas Bey que fue construida en el siglo XV con las características propias de la primera etapa otomana. De esta mezquita debemos destacar sus piedras talladas.

La puerta del mercado de Mileto,es un gran monumento de mármol que fue construido en el siglo II d.C., durante el gobierno del emperador Adriano. Era la puerta de entrada al mercado del ágora meridional, siendo posteriormente incorporada a las murallas de la ciudad en la época de Justiniano.Esta construcción fue destruida por un terremoto entre los siglos X y XI d.C. Será en los inicios del siglo XX cuando se producen las excavaciones arqueológicas llevadas a cabo por los alemanes que descubrieron esta puerta y llevadas piedra a piedra a Berlín.En Berlín fue totalmente reconstruida. Esta puerta tiene dieciséis metros de alto por treinta de ancho y cinco de profundidad. La podemos ver en el Museo de Pérgamo de Berlín

La Stoa jónica,fue construida al lado del Gymnasium y las termas de Capito en el extremo nororiental de la ciudad. Sus medidas eran 110 metros de longitud por catorce de profundidad. Y su fachada tenía treinta y cinco columnas de estilo jónico.Detrás se encontraban algunas salas que tenían diversas funciones, siendo utilizadas dos de ellas como pasillo para llegar a las termas de Capito.
La stoa es la construcción civil más sencilla: un simple pórtico techado con una columnata en su zona de acceso. Es un centro de reunión que servía tanto para protegerse del sol como de la lluvia (de ahí que nos la encontremos en ágoras, estadios…) En cuanto a su ubicación puede estar pegada a un muro cerrado (como sucede en la Anfictionía de Delfos, santuario panhelénico donde se reunían las ciudades griegas en función de un culto común, digamos que eran centros de peregrinación donde acudían los griegos a rendir culto a la divinidad), o bien las stoaí pueden estar unidas a edificios dedicados en ocasiones al comercio. En cuanto al orden arquitectónico el más utilizado es el dórico aunque también nos encontramos stoaí  con el orden jónico,como por ejemplo es este caso y el pórtico de Átalo en el ágora de Atenas . En esta stoa podemos además observar la evolución que alcanza este tipo de construcción en la etapa helenística en un sentido digamos “monumental” con la superposición de columnatas.
http://www.sanmigueldemiramar.es/peregrinacion-a-turquia-por-la-ruta-de-san-pablo/didima-templo-de-apolo/
https://www.emaze.com/@ALRTCRRL
https://www.studyblue.com/notes/note/n/aegean-and-ancient-greek/deck/8579214
https://www.ecured.cu/Mileto
https://www.pinterest.fr/albertoveiga1/urbanizaci%C3%B3n/?lp=true
https://www.nuevatribuna.es/articulo/historia/mileto-ciudad-griega-romana-anatolia/20180226131346149059.html
http://professormarcianodantas.blogspot.com/search?updated-max=2017-10-08T21:46:00-03:00&max-results=20&reverse-paginate=true
http://paseandolasmaletas.blogspot.com/2013/05/viaje-turquia-2012-mileto.html
https://www.expedia.es/Ruinas-De-Mileto-Kusadasi.d6119286.Puntos-de-Interes
https://sp.depositphotos.com/87654854/stock-photo-the-ruins-of-the-ancient.html
https://sites.google.com/site/temasdelahistoria/grecia-antigua
http://navegandoconmercurio.blogspot.com/2010/11/arquitectura-civil-griega-la-stoa-y-el.html
http://terraqueoscopio.blogspot.com/2012/06/ruinas-de-mileto.html
http://www.greturviajes.com/viajes-a-turquia/blog-turquia/mileto-un-viaje-a-la-antiguedad-en-el-oeste-de-turquia

No hay comentarios:

Publicar un comentario