viernes, 2 de febrero de 2018

JUAN MELENDEZ VALDÉS Y LA ESCUELA POÉTICA DE SALAMANCA


Un nucleo de poetas,reunidos por azar en la celda salmantina de Fray Diego Gonzalez,consiguió elevar el tono de la poesia española,que hacia esta época "aun vivia de unos pocos rescoldos de la soberbia hoguera gongoriana..." y de ciertos frios intentos de orden intelectual.
En un principio, el genero mas cultivado por los poetas salmantinos fué el anacreóntico,con sus temas tradicionales (el amor,la amistad,el vino...) su frivola sensualidad y su ligero estilo.Toda Europa, hacia esta época,mostraba su aficcion al anacreontismo,y España, donde no faltaban antecedentes (Cetina, Villegas...) ,lo convirtió tambien a partir de Cadalso,en uno de los tópicos capitales de la lírica neoclasica.
Con el tiempo, la anacreóntica fué impregnandose lentamente de sentimentalismo,siguiendo la evolución de la sensibilidad europea,tal como se advierte en el bucolismo filántrópico del suizo Gessner;pero el paso decisivo hacia un paso de poesia prerromantica lo dió el grupo de Salamanca,a raiz de una "Epístola"de Jovellanos,en la que les aconsejaba abandonar los temas eróticos y cultivar los morales y filosóficos que caracterizaban el movimiento ilustrado : la Humanidad, el Progreso,la Beneficencia...Sin embargo, la nueva temática y su grave y altisonante estilo no consiguieron arrinconar al anacreontismo neoclasico : de ahi que ambas modalidades se diesen conjuntamente en la obra de los salmantinos hasta el triunfo del Romanticismo.
Aunque en general,estos no se propusieron deliberadamente continuar ka linea de la escuela salmantina del siglo XVI,pero si huir del barroquismo sin dejar de entroncar con la mas pura tradición española,el influjo de Horacio y de Fray Luis que en ellos se observa,asi como su sobriedad expresiva,permiten establecer un cierto nexo entre los grupos renacentista y neoclásico de Salamanca.



Juan Melendez Valdés, nació en Extremadura en 1754.en Ribera del Fresno,y estudió en Salamanca,donde mas tarde desempeñó la Cátedra de Humanidades.Alli conoció a Cadalso,quien,junto con Jovellanos,influyó notablemente en su formación,poniendole en contacto con las ideas de la Ilustración y con la poesía europea del momento;actuó luego como Magistrado en Zaragoza y Valladolid,siendo destituido al caer su amigo Jovellanos.Mas adelante se le rehabilitó.Al producirse la invasión francesa,aceptó por debilidad algunos cargos  que le ofreció el rey Jose, por lo que mas tarde se vió obligado a huir a Francia,donde murió en 1817.
La timidez y apocamiento del "dulce Batilo" se reflejan en sus poesias,faltas de vigor ,aunque dotadas de notables cualidades.
Meléndez Valdés es la figura cumbre de la lírica española del siglo XVIII,pero además de ello interesa por su valor representativo,ya que su producción sintetiza las primeras corrientes de la poesía del momento :el anacreontismo fácil y juguetón y la graves preocupaciones del humanismo filosófico.
Poco original,supo asimilar los estímulos capitales de la cultura de la época,dando con su poesía nada genial,pero discreta y apreciable en un siglo falto, casi en absoluto,de valores poéticos.



Las primeras poesías de Melendez Valdés (Odas anacreonicas ,Idilios,Églogas) apareccen transidas de una sensualidad análoga a la del arte europeo de la época.En ellas se une la tradición del anacreontismo y de la poesia bucólica al espíritu galante,frívolo y epicúreo del siglo XVIII,tal como se manifiesta en los elegantes productos del arte rococó.
El tema fundamental lo constituye el amor,que,lejanas ya las concepciones neoplatónicas,aparece como un simple impulso sensual.Una naturaleza amable y finamente estilizada sirve de marco,con sus flores y sus auras primaverales, a graciosas escenas pastoriles.Se olvidan las notas elegíacas que prestaban gravedad a la vieja poesia bucólica , y todo queda reducido a una jubilosa exaltación  de los sentidos en un ambiente placentero.Las alusiones al vino y a la mitilogía clásica contribuyen a dar al conjunto un carácter risueño y pagano.
La forma armoniza a la perfección con su contenido: el ritmo es ligero y gracioso, y el léxico,lleno de diminutos (ricitos,cupidillos etc...)confiere a los versos un tono blando y amable,indicadisomo para un género en el que la expresión de lo menudo y de lo lindo constituian el objeto principal del autor.
Es una poesia,sonrosada,tibia y juguetona, que a pesar de su consistencia y monotonía,resulta admirable si se tiene en cuenta el prosaismo de otros aspectos de la lírica neoclásica.Melendez Valdés consiguió asimilar su espiritu ,convirtiemdose en el típico representante del anacreontismo en España.A este momento, el mejor de su producción,corresponden "La flor del Zurgén", "Rosana en los fuegos".La paloma de Filis"...



Vease este ejemplo de Oda anacreontica en el que el viejo tópico del "Carpe diem" se adapta al nuevo estilo.


La blanda primavera
derramando aparece
sus tesoros y galas
por prados y vergeles...
De esplendores mas rico
descuella por oriente 
en triunfo el sol,y a darle
la vida al mundo vuelve.
Medrosos de sus rayos
los vientos enmudecen,
y el vago cefirillo
bullendo les sucede.
El céfiro de aromas
empapado,que mueven
en la nariz y el seno
mil llamas y deleites...
Revoloteantes las aves 
por el aura enloquecen,
regalando el oido
con sus dulces motetes .....,

La "Epistola de Jovino a sus amigos de Salamanca" dió lugar a que Meléndez Valdés abadonase los temas amorosos y el tono ligero,para poner su inspiración al servicio de la "moral filosofia", en una serie de Epistolas .La expresión del placer sensorial deja paso a mas graves preocupaciones y los versos sirven ahora para expresar las ideas filántropicas de la Ilustración.Hay como un brusco cambio de escenarios:desaparecen los alegres zagales y pastoras y en su lugar surge el filósofo humanitario y sensible,atento sólo a procurar el bien y a llorar el infortunio de los desvalidos.

Con este cambio,su poesia adquiere un nuevo espiritu inpregnado de sentimentalismo,adoptando al mismo tiempo un tono dulzón que anuncia el desbordamiento romantico.
El estilo, al convertirse en vehiculo de agitados sentimientos,se hace declamtorio y grandilocuente,hasta los versos son mas largos ,como para dar mayor solemnidad a la expresión.
Paralelamente a la transformacion indicada, la vision de la naturaleza evoluciona tambien.Del artificioso y limitado paisaje de fondo de la Oda anacreontica, en el que todo invita al goce del placer sensorial,se pasa a un poema realista y descriptivo,donde la Naturaleza adquiere un papel primordial.Asi lo vemos en la obra "El invierno es el tiempo de la Meditacion"...


Salud,lúgubres dias,horrorosos
aquilones,salud...
...El sol radiante
del hielo penetrante
huye,que embarga con su punta aguda
a mis nervios la acción,mientras la tierra 
yerta enmudece,y déjala desnuda
del cierzo airado la implacable guerra.
Falsos deseos,júbilos mentidos,
lejos,lejos de mi :cansada el alma
de ansiaros dias tantos 
entre dolor perdidos,
halló al cabo feliz su dulce calma.
...Y la mente que no veia
sino sueños fantásticos,ahincada
corre a ti,¡oh celestial filisofia!
y en el retiro y la soledad se agrada...



Si Melendez Valdes merece el titulo de gran poeta del siglo XVIII,es gracias a sus composiciones anacreónticas, ya que los poemas de caracter filosofico-sentimental ofrecen un estilo falsamente retórico y un fondo repleto de pseudo-filosifia, que ahoga toda intención lírica.
Melendez Valdés interesa también como rehabilitador de un género que en el siglo XVIII habia degenerado al ser utilizado solamente para otros usos :el romance.Tras emplearlo en temas pastoriles,siguiendo la tradiccion de Góngora. lo aplicó al poema descriptivo de la natiuraleza,creando por fin un tipo de romance legendario,que puede considerarse como el punto de partida de la época romantica.



  





       
  


  

No hay comentarios:

Publicar un comentario