martes, 21 de noviembre de 2017

JOSE DE CADALSO VAZQUEZ Y LAS CARTAS MARRUECAS



Jose de Cadalso Vazquez (1741-1782),nació en Cadiz,estudio en el Aristocrático Seminario de Nobles de Madrid.A la edad de 20 años habia realizado viajes por Inglaterra,Francia,Alemania e Italia,que dieron a su formación cultural un marcado aire europeo. Establecido definitivamente en España,ingresó en la carrera militar tomando parte en algunas acciones bélicas contra Portugal.
Destinado a Salamanca,entabló relaccion con los poetas del grupo salmantino,especialmente con Menedez Valdes,en cuya vocacion literaria influyo poderosamente.
Su vida terminó trágicamenete al ser alcanzado por una granada inglesa en el frente de Gibraltar.
Cadalso comenzó su carrera literaria estrenando una tragedia neoclasica de asunto medieval "Don Sancho Garcia" no logrando un gran éxito tuvo que ser retirada,(estaba falta de vida y vigor...)


Su  obra en prosa "Las Noches Lúgubres" nos ofrece un Cadalso retórico y efectista que en nada recuerda al ironoco y reflexivo autor de "Cartas Marruecas" (que veremos posteriormente).Se halla dividido en varias "noches" en las que se desarrolla,en forma dialogada el episodio que posteriormente habian de atribuir al propio autor :Tediato intenta  (con ayuda del sepulturero Lorenzo) desenterrar a su amada,pero la intervencion del Juez le impide conseguir su proposito.
El lúgubre y espeluznante ambiente en que se desenvuelve la accion .La cripta del templo,la noche tempestuosa ,las tumbas exhalando hedor...) y el tono tétrico y pesimista del dialogo de Tediato y el sepulturero,eco en cierto modo de la filosofia moral del siglo XVII español,hacen de la obra un curioso precedente del Romanticismo.Cadalso afirma en ciertas ocasiones (despues de confesar la influencia de las "Noches" de Young),que si se atreviese publicaria "en papel negro con letras amarillas"


El espiritu critico de Cadalso se manifiesta ya  en su primera obra en prosa"Los eruditos a la violeta",que fue la que le proporcionó mayor popularidad:en ella ataca con graciosas burlas la erudicion supeficial,tan propia de una época en la que el afán de cultura habia degenerado en simple moda entre las clases elevadas.El divertido opúsculo está redactado "en obsequio de los pretenden saber mucho estudiando poco".


Mayor trascendencia alcanzan las "Cartas Marruecas",su obra capital.En esta produccion se utilizan (como en multitud de libros europeos de la época) las opiniones de un extranjero de distinta civilizacion para poner de relieve (por contraste) los defectos de la sociedad occidental.Es el recurso empleado por Montesquieu en sus "Lettres persanes",consideradas injustificadamente como único precedente de la "Cartas Marruecas"en las que el africano Gazel comunica tambien,en forma epistolar,a Ben Beley y a Nuño Núnez,sus impresiones sobre España.
Cadalso se vale de ellas para trazar un amplio cuadro de la vida económica,social y cultural del pais,subrayando las causas de "la decadencia nacional" y "los remedios mas indicados para combatirla"
Segun el,el motivo primordial del fracaso de España reside en las continuas guerras que la han arruinado,dejando yermo al pais y destruyendo el habito del trabajo,a lo que han contribuido tambien "los muchos caudales adquirido rapidamente en Indias".Esto a su vez ha dado lugar a un considerable "atraso cientifico" y a que la cultura española haya degen de las erado en superficialidad,pedanteria y supersticion.

"El atraso de las ciencias en España en este siglo ¿quien puede dudar que procede de la falta de protección que hallan sus profesores?
Hay cochero en Madrid que gana trescientos duros y cocinero que funda mayorazgo;pero no hay quien no sepa que se ha de morir de hambre como se entregue a las ciencias"



Lejanos ya los tiempos de los "inmortales principes",Don Fernando y Doña Isabel,la Nacion,tras el lamentable gobierno de los Austrias,es ya solo "el esqueleto de un gigante"

"¿Hablas de poblacion? ...Tienes diez millones escasos de almas,mitad del numero de vasallos españoles que contaba Fernando el Catolico.Esta disminucion es evidente.Veo algunas pocas casas nuevas en Madrid, y tal cual ciudad grande;pero sal por esas provincias, y veras lo menos dos terceras partes de casas caidas sin esperanza de que una sola pueda un dia levantarse.Ciudad tienes en España que contó algun dia quince mil familias,reducidas hoy a ochocientas.¿habras de ciencias?.En el siglo antepasado tu Nación era la mas docta de Europa,como la francesa en el pasado y la inglesa en el actual;pero hoy,del otro lado de los pirineos,apenas se conocen los sabios que asi se llaman por acá.¿Hablas de agricultura? Esta siempre sigue la proporcion de la poblacion .Informate de los ancianos del pueblo,y oiras lastimas.¿Hablas de manufacturas? ¿que se han hecho las antiguas de Cordoba ,Segovia y otras..?



Sin embargo,el origen de la decadencia española hay que buscarlo tambien en el temperamento nacional,cuyos defectos capitales son el orgullo, la poca aficcion al trabajo y un espiritu rutinario que le lleva a oponerse a toda innovacion beneficiosa.

"Uno de los defectos de la Nacion española,segun el sentir de los demas.es el orgullo...Todo lo dicho es poco en comparacion con la vanidad de un hidalgo de aldea.Este se pasea majestuosamente en la triste plaza de su pobre lugar,embozado en su mala capa,contemplando el escudo de armas que cubre la puerta de su casa medio caida y dando gracias a la providencia divina de haberle hecho don Fulano de Tal.No se quitará el sombrero (aunque lo pudiera hacer sin desembozarse);no saludará al forastero que llega al mesón aunque sea el general de la provinciao el presidente de del primer tribunal de ellaLo mas que se digna hacer es preguntar si el forastero es de casa solar conocida al fuero de Castilla;que escudo es el de sus armas y si tiene parientes conicidos en aquellas cercanias.
Las provincias interiores de España...producen hoy unos hombres compuestos de los mismos vicios y virtudes que sus quintos abuelos...Por cada petimetre que se vea mudar de modas siempre que se lo manda su peluquero o sastre,habrá cien mil españoles que no han refirmado un ápice  su traje antiguo.
(En España son) muchos millares de hombres los que se levantan muy tarde;toman chocolate muy caliente y agua fria;se visten,salen a la plaza;ajustan un par de pollos;oyen misa:vuelven a la plaza;dan cuatro paseos;se informan en que estado se hallan los chismes y hablillas del lugar:vuelven a casa:comen muy despacio:duermen la siesta;se levantan,dan un paseo al campo:vuelven a casa:refrescan:van a la tertulia ;juegan ala malilla:vuelven a casa ,rezan;cenan y se meten agotados de no hacer nada en la cama,"


El contenido satírico de este y otros parrafos se halla inspirado en un patriótico proceso de reforma.el espectaculo que ofrece España a sus ojos,le hace sonreir con frecuencia (asi cuando se refiere al afan extranjerizante de los petimetres de la época) pero tamben le apena,moviendole a buscar un remedio a sus ales (recuerdese su dolida descripcion de las costumbres plebeyas de un joven aristocrata gaditano) 
Educado en las ideas de la Ilustracion,verá en el cultivo de la ciencia y de la virtud el recurso mas eficaz para hacerla salir del marasmo en que se encuentra.Es necesario fomentar el trabajo, la cultura y las virtudes sociales,aceptando el ejemplo de otras naciones mas progresivas.Todo lo que no sea esto,equivaldrá a "un patriotismo mal entendido que en lugar de ser virtud,viene a ser un defecto ridiculo y muchas veces perjudicial a la misma patria.
El pensamiento de Cadalso,en el que se observa un escepticismo pesimista heredado del siglo XVII "todas las cosas son buenas por un lado y malas por otro","el hombrees misero desde la cuna al sepulcro"...junto a una gran confianza en el hombre y en el progreso,contrasta con el radical pesimismo de un Quevedo,en quien la amarga vision de la decadencia nacional no se halla compensada por ningun proposito practico ni por un sentido de seperanza consoladora.Por otra parte,si Cadalso volvia los ojos con nostalgia hacia las viejas virtudes españolas,veia tambien en la cultura de los paises europeos contemporaneos un modelo digno de ser tenido en cuenta.Este sentido europeista,unido  a la patriotica preocupacion por España y a la critica de ciertos valores historicos,ahcen del autor de "Cartas Marruecas"un notable precedente de la Generacion del 98.
En la obra capital de Cadalso se aprecia una honrada independencia de criterio y un noble deseo de sinceridad que le convierten en uno de los escritores mas atractivos de su época.Las "Cartas marriecas"son el producto de de un espiritu inteligente y culto que acierta a ver,como nadie en el siglo XVIII,los diversos aspectos de la sociedad de su tiempo,señalando defectos y apuntando remedios, con la sana intencion de un verdadero patriota.
En cuanto a la forma,Cadalso,suavemente ironico y reflexivo al mismo tiempo,supo dar a su estilo amenidad y gracia maliciosa...




LETRILLAS SATIRICAS
Que un sabio de mal humor
llame locura al amor,
ya lo veo;
pero que no se enloquezca
cuando otro humor prevalezca,
no lo creo.

Que una doncella guardada
esté del mundo apartada,
ya lo veo;
pero que no muera ella
por salir de ser doncella,
no lo creo.

Que un filósofo muy grave
diga que de amor no sabe,
ya lo veo;
pero que no mienta el sabio
con el pecho y con el labio,
no lo creo.

Que una moza admita un viejo
por marido o por cortejo,
ya lo veo;
mas que el viejo en confusiones
no dé por cuernos doblones,
no lo creo.

Que un amante abandonado
diga que está escarmentado,
ya lo veo;
pero que él no se desdiga
si encuentra grata a su amiga,
no lo creo.

Que una vieja ya se asombre
hasta del nombre del hombre
ya lo veo;
pero que ella no quisiera
ser de edad menos severa,
no lo creo.

Que una mujer a su amante
jure ser siempre constante,
ya lo veo;
pero que se pase un día
y ella quiera todavía,
no lo creo.

Que de todas las mujeres
no importen los pareceres,
ya lo veo;
pero de que la que amamos
el parecer no sigamos,
no lo creo.

Que la mujer, cual cristal,
la quiebre un soplo fatal,
ya lo veo;
pero que pueda soldarse
si una vez llega a quebrarse,
no lo creo.

Que al espejo las coquetas
estudien mil morisquetas,
ya lo veo;
pero que sea el cristal
el objeto principal,
no lo creo.

Que bastante he murmurado
en lo que está criticado,
ya lo veo;
pero que mucho no pueda
criticarse en lo que pueda,
no lo creo.

Que la novia moza y linda
al novio viejo se rinda,
ya lo veo;
pero que crea el barbón
que ella rinde el corazón,
no lo creo.




     
  

No hay comentarios:

Publicar un comentario