martes, 23 de mayo de 2017

BESTIARIO DE ABERDEEN


El Bestiario de Aberdeen está considerado como uno de los mejores ejemplos de su tipo. Manuscrito redactado e iluminado en Inglaterra durante el siglo XII. Es uno de los bestiarios más conocidos por su elemento más llamativo que son las hermosas ilustraciones que contiene. Está escrito en latín e incluye notas, bocetos y otras pruebas de la forma en que fue diseñado y ejecutado. Es una recopilación de distintos libros similares, principalmente del Physiologus griego e incluye además capítulos del Génesis, tal como los primeros días de la creación.
Debemos recordar que los bestiarios son colecciones de ilustraciones acompañadas de pequeñas descripciones sobre todo tipo de animales, ya sean reales o imaginarios. Incluyen una explicación moralizadora, que reflejaba la creencia de que el mundo era literalmente la creación de Dios, por tal razón no deben ser considerados como textos científicos, ni deben ser leídos como tal, pues nunca fueron pensados de esa forma. Una gran parte de ellos se deriva del humor. En ellos se puede ver vertida una gran imaginación, sobre todo en las ilustraciones, las cuales fueron parcialmente pintadas por placer pero siempre bajo la justificación de ser utilizadas como una herramienta didáctica.



En cuanto a su historia,se sabe que el manuscrito data del siglo XII, sin embargo se desconoce exactamente en qué fecha y lugar fue creado. Al respecto hay dos teorías que especulan sobre su origen. Muratova sugiere su procedencia en la región central del nordeste de Inglaterra, mientras que Clark señala que su origen corresponde al sur-este.


Muratova lleva a esa conclusión basada en los ambientes en que comúnmente circulaban los libros de lujo, tal como el bestiario de Aberdeen. Hacia mediados del siglo XII los bestiarios eran populares entre la familia real y entre los eclesiásticos de alto rango, quienes los ocupaban comúnmente para la exégesis teológica en las regiones de Lincolnshire y Yorkshire. Ella afirma que el bestiario de Aberdeen es producto del mismo ambiente artístico, por lo que probablemente pudo pertenecer a Geoffrey Plantagenet, quien para entonces era de la casa reinante, o a los obispos o arzobispos de York. No obstante tal afirmación no puede probarse, pero su medio cultural es un origen probable.


Por otro lado Clark argumenta a favor de un origen al sur de Inglaterra, ella se basa principalmente en la semejanza del estilo con otros escritos de la misma época, ubicados esencialmente en Canterbury y ciudades aledañas, igualmente, encuentra similitudes en el estilo de manuscritos en el noreste de Francia. Apoya su hipótesis en contra de Muratova, afirmando que si bien Lincoln y York fueron distinguidos centros de aprendizaje, hay poca evidencia de que ahí se hayan producido numerosos manuscritos de lujo, además los bestiarios eran igual de populares en el sur, prueba de ello es que en las bibliotecas monásticas de Canterbury se han hallado siete bestiarios completos, lo cual apoya su teoría de que posiblemente el bestiario de Aberdeen sea procedente del sur. En ninguno de los casos de puede afirmar el origen verdadero del bestiario de Aberdeen con ninguna de la dos.


No es sino hasta el año 1542 que se tiene registro del bestiario, en ese año fue catalogado en el inventario de la antigua Biblioteca Real del Palacio de Westminster, como No. 518 Liber de natura bestiarum. La biblioteca fue creada por Enrique VIII con la ayuda de John Leland un anticuario profesional, y se conformó de manuscritos y documentos rescatados de la disolución de los monasterios, y por obras que pertenecían a otras colecciones reales más antiguas. Sin embargo aún es ambigua la forma en que el bestiario llegó a esa colección, pudo haber pertenecido desde siempre a la familia real, quienes lo pudieron haber adquirido en cualquier etapa durante la Edad Media, o pudo haber sido obtenido de una biblioteca monástica recientemente disuelta, tal como la mayoría de las obras que la conformaban.


El libro permaneció en la biblioteca real por casi cien años, a principios del siglo XVII fue entregado junto con otros libros que escaparon de la biblioteca real a manos de otros colectores. Fue Patrick, hijo de James, quien tuvo un papel importante en el desarrollo de la colección real, él mantenía comunicación cercana con Thomas Reid, quien fue Regente del Marischal College y secretario de Latín de James VI, y le dio el libro. Éste a la vez cedió el libro junto con cerca de 1,350 obras, entre ellas libros y manuscritos, al Marischal College en 1624/1625. Allí la biblioteca fue catalogada por Thomas Gray en el año 1670. El libro fue llamado Isidori phisiologia y fue signado 2.B.XV Sc. Posteriormente en la década de 1720 la biblioteca reorganizó los libros en prensas y en un catálogo estante llamado Ms M 72, en este catálogo las secciones se registraron por primera vez, estableciendo una última fecha para las adhesiones y desprendimientos del bestiario.


En 1860, el Marischal College se fusionó con la Universidad de Aberdeen, y el bestiario pasó a formar parte de la colección de la Universidad, en donde se encuentra hasta el día de hoy con el nombre Aberdeen MS 24


El bestiario tiene una estructura basada en la Etimologiae de Isidoro de Sevilla. No está agrupado en orden alfabético, sino por reinos y tópicos: mamíferos, bestias, ganado, animales pequeños, aves, serpientes, insectos, árboles y plantas, naturaleza del hombre, piedras, y hace un añadido de la creación del hombre al inicio del libro.



He aqui una versión del capítulo dedicado a las hormigas.
Las hormigas tienen tres características. La primera es que marchan en fila, cada una llevando un grano de trigo en su boca. Aquellas que no tienen ninguno no dicen a las otras: “Dadnos algunos de vuestros granos”, sino que siguen la senda de las que primero salieron hacia el lugar donde se encuentra el trigo y lo traen al nido. Sirva esta descripción para representar a los hombres sensatos, que, como las hormigas, actúan conjuntamente, en razón de lo cual serán recompensados en el futuro.


La segunda característica de la hormiga es que cuando almacena grano en su nido, divide lo aprovisionado en dos partes con el fin de evitar que se humedezcan con las lluvias del invierno, germinando con ello las semillas y muriendo la hormiga de hambre. De la misma manera, tú, hombre, deberías separar las palabras del Antiguo y del Nuevo Testamento, esto es, deberías distinguir entre lo espiritual y lo carnal, para que una interpretación literal de la ley no te mate, pues la ley es algo espiritual, como dice el Apóstol: “Pues la palabra mata, pero el espíritu da vida” (2 Corintios, 3: 6). Y así los Judíos, que sólo prestan atención a la letra de la ley y desprecian su significado espiritual, han muerto de hambre.



La tercera característica de la hormiga es que en tiempo de cosecha camina por entre el cultivo y descubre, royendo las espigas, si es cebada o es trigo. Si el cultivo es de cebada, la hormiga se va hacia otra espiga y la olfatea, y si huele a trigo, sube hasta lo alto de la espiga y se lleva el grano a su nido. Pues la cebada es alimento de las bestias. Como dice Job: “Me crecía la cebada en vez del trigo” (Job, 31: 40), refiriéndose a la doctrina de los herejes. Pues la herejía es como la cebada, y debería desecharse, porque quiebra y destruye las almas de los hombres. Por ello, Cristiano, huye de todas las herejías; sus enseñanzas son falsas y contrarias a la verdad. Pues las Escrituras dicen: “Ve a la hormiga, oh perezoso, y considera sus caminos y su sabiduría” (Proverbios, 6: 6). Y así, la hormiga no tiene conocimientos de agricultura; no tiene a nadie que la obligue a hacer nada; ni actua bajo la dirección de un maestro que le diga cómo hacer depósitos en un almacén de comida. Y sin embargo, acopia recolectando de tus campos. Y aunque a menudo estés hambriento, a ella no le falta de nada. No tiene almacenes cerrados, ni protección impenetrable, ni apilamiento de víveres que no puedan ser tocados. El guardián observa los robos, que no se atreve a impedir; el dueño es consciente de sus pérdidas, pero no se venga. Acarrean su botín en negra columna a través de los campos, abarrotando los caminos al paso del convoy; los granos que no pueden sujetar en sus estrechas bocas, son llevados al hombro. El dueño del cultivo mira y se sonroja con vergüenza ante la idea de impedir esa frugal ganancia conseguida con tan esmerada industria.


La hormiga también ha aprendido a estar atenta en los periodos de buen tiempo. Pues si ve que sus provisiones de trigo comienzan a humedecerse, mojadas por la lluvia, otea cuidadosamente el aire esperando la bonanza para entonces abrir los almacenes y llevar sus provisiones al hombro desde las cámaras subterráneas hacia el exterior, de tal manera que el trigo se seque a la luz continua del sol. Finalmente, nunca verás caer la lluvia de las nubes durante esos días, a menos que la hormiga haya retornado primero sus provisiones a los almacenes.

Caben destacar otros folios interesantes como los que añado a continuacion... 

Folio 8 reverso: Pará 

Folio 9 anverso Pantera 

Folio 15 Unicornio

Folio 21 carnero

Folio 35 garza

Folio 55 fenix



https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/originals/92/45/15/9245156f355cd2140cedca51126e9a30.jpg
https://cs3.livemaster.ru/zhurnalfoto/b/3/c/131214130733.jpg
https://es.wikipedia.org/wiki/Bestiario_de_Aberdeen
http://www.mirmiberica.org/BHME/articulos/BHME_Aberdeen.htm
http://www.milanoplatinum.com/wp-content/uploads/2016/02/Una-pagina-del-bestiario-di-Aberdeen-il-folio-8-recto-Tigre-Tigris-Public-Domain.jpg
http://www.minerva.unito.it/Theatrum%20Chemicum/ImmaginiMedioevo/Iena.jpg
http://3.bp.blogspot.com/_XSj-J7NcqKQ/SvcR9NSdauI/AAAAAAAAAYQ/kcqDvCFfXhQ/s640/Bestiario+de+Aberdeen-c.+1200-(Aberdeen+University+Library,+Univ.+Lib.+MS+24)+.jpg
https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/736x/f0/3a/1f/f03a1fba77e5b4e9afd8b1c18561c0e9.jpg
https://s-media-cache-ak0.pinimg.com/originals/7d/00/b2/7d00b2dfe02174b145fbcd7cbb6ffc8c.jpg
http://georgakas.lit.auth.gr/georgakas/pictures/dimodis/im51_F13r-aberdeen-best.jpg
http://www.laentradasecreta.com/wp-content/uploads/2016/11/aberdeen.jpg


No hay comentarios:

Publicar un comentario