domingo, 15 de enero de 2017

LA EDAD MEDIA...ASI VIVIAN LAS PERSONAS



La Edad Media fue un período de la historia europea que dejó profundas huellas en el continente. Marcada por importantes acontecimientos históricos, su inicio y su fin se encontraron entre cambios culturales, políticos, sociales y económicos, convirtiéndose en uno de los períodos más fascinantes de la historia.


La Edad Media suele ser situada por los historiadores entre dos sucesos de suma importancia. El primero, que marca su inicio, se le atribuye a la caída del Imperio Romano de Occidente (476), dándole fin al período de la Edad Antigua o Clásica.
Por otro lado, el hecho que marca el fin de la Edad Media es la caída del Imperio Romano de Oriente en 1453. Pero muchas eran las profundas transformaciones que estaban ocurriendo en aquel momento (siglo XV y XVI), entre ellas
Resumiendo, según la periodización tradicional la Edad Media va del año 476 (fin de la Edad Antigua) y el año 1453 (comienzo de la Edad Moderna). Desde una perspectiva un poco más abierta, se considera que la etapa Medieval abarca aproximadamente los años 500 a 1500 d.C


La Edad Media se divide en tres etapas: la Temprana Edad Media, Alta Edad Media y la Baja Edad Media. Veamos en qué consisten básicamente cada una de ellas.


TEMPRANA EDAD MEDIA.   

Comienza a fines del siglo V y llega hasta fin del siglo VIII. Se caracterizó por la fusión de las culturas germánicas y la latina (heredera del Imperio Romano ya desaparecido). Desde el punta de vista político se ve la desintegración del Imperio Romano de Occidente, y la formación de los llamados Reinos Romano Germánicos. En este período se desarrolló también el Imperio Carolingio. En la economía se ve la transición desde el modo de producción esclavista característico de Roma al Sistema Feudal que será característico de la siguiente etapa.

ALTA EDAD MEDIA

Abarca los siglos IX a XI. Se trata del momento de auge del feudalismo o modo de producción feudal, con una producción basada en una mano de obra servil y centrada en los Señoríos. Políticamente es un momento de descentralización del poder, en el que los Reyes son poco más que pares de los Grandes Señores y tienen muy poco poder efectivo.

BAJA EDAD MEDIA
Comienza a inicios del siglo XII y llega hasta mediados del siglo XV. Es un momento de reapertura, donde lentamente vuelven a ganar importancias las ciudades y las actividades comerciales, surgiendo un nuevo grupo social: la burguesía. Es el momento en que empiezan a desarrollarse las primeras transformaciones que luego llevarán en la edad Moderna al surgimiento del sistema capitalista.


Tradicionalmente, se ha considerado que la Edad Media fue una época culturalmente oscura que se desarrolló entre los dos momentos de grandes avances para la cultura humana que se consideran que fueron la civilización romana y la época del Renacimiento. Sin embargo, pese a este mito de ser una época bárbara, violenta y donde la cultura era algo eminentemente residual, la Edad Media fue un momento en el que se realizaron grandes avances en el ámbito de la cultura, que han quedado ensombrecidos por los grandes éxitos cosechados por los periodos entre los cuales se ubica.
Dada la extensión de la Edad Media y la división geográfica que se experimentó durante la misma, los cambios culturales que se experimentaron durante la misma fueron muy numerosos. Desde el nacimiento de la cultura carolingia hasta el florecimiento de la cultura islámica, muy notable por sus avances en el ámbito de la medicina, las matemáticas y el arte, pasando por las grandes obras asociadas a la escolástica y al renacimiento de las ciudades durante los últimos siglos de la Edad Media, los cambios culturales que se llevaron a cabo fueron muy diferentes según la época y la zona. Pero existen algunos avances en particular que se vinculan especialmente con esta época histórica, entre los que destacan los siguientes:
En el ámbito del arte, la edad Media verá el nacimiento del arte islámico, con sus grandes construcciones cubiertos por atauriques, lacerías, una cuidada y colorida decoración y grandes avances arquitectónicos como sus cuidados arcos, sus grandes cúpulas y su destacada atención por todo lo relacionado con los jardines, como podemos ver todavía en los monumentos que perviven de esta época, como la preciosa Alhambra de Granada. En el ámbito de la Europa cristiana, destacan dos estilos artísticos, el románico y el gótico, aunque también se apreciaron otros estilos menos conocidos como el prerrománico, el bizantino o el carolingio, por citar solo algunos. Pero son el románico y el gótico los que se consideran los estilos predominantes de la Edad Media.
El románico se extendió por Europa durante los siglos XI y XIII y se vincula especialmente con el auge de los monasterios durante esta época, caracterizándose por ser grandes construcciones de piedra, con grandes bóvedas, arcos de medio punto y grandes portadas esculpidas, por citar solo algunas características. Por su parte, el estilo gótico, que se extendió entre los siglos XIII y XV, es un arte eminentemente urbano vinculado a la construcción de magníficas catedrales de grandes vidrieras, altos muros y pilares y enormes naves y girolas que querían presentar la magnificencia del poder de Dios que se extendía hacia el cielo, estilo que dará ya paso al renacentista, donde el hombre se convertirá en el centro del universo y la cultura.
Respecto a la filosofía, durante la edad Media será una ciencia íntimamente relacionada con la religión, hasta el punto que difícilmente se puede separar del ámbito de la teología. Entre los temas más tratados en el ámbito de la filosofía se encontraban la relación entre la fe y la razón, la libertad del hombre frente al plan divino, la naturaleza y a interpretar desde este nuevo prisma religioso las enseñanzas de grandes filósofos precristianos como Platón y Aristóteles. Entre los filósofos más destacados de este periodo se encuentran San Agustín de Hipona, Ramón Llul, Guillermo de Ockham y, sobre todo, Santo Tomás de Aquino, cuyos escritos sobre la relación entre la fe y la razón siguieron activas durante los siglos posteriores.

Las obras literarias son enormemente extensas y, durante esta época, se trataron una enorme cantidad de temas diferentes. Generalmente, se suele dividir en dos bloques, la literatura religiosa y la profana, aunque esta continúa siendo una división muy simplista. En una sociedad donde la religión era un aspecto vital de la existencia humana, las obras literarias tuvieron un gran protagonismo, destacando las obras hagiográficas, los poemas religiosos como los famosos poemas dedicados a la Virgen María por Gonzalo de Berceo, considerados como uno de los primeros testimonios conservados del uso escrito del castellano o compilaciones narrativas como la popular Leyenda Dorada. Pero también hubo una gran cantidad de textos vinculados a temas profanos, como los famosos poemas épicos o cantares de gesta, que cantaban las aventuras de héroes como el Cid, el rey Arturo o Beowulf, los poemas vinculados al amor cortés y obras narrativas más extensas con un importante contexto sociológico y filosófico como son la famosa Ciudad de las Damas, de Christine de Pizán, los célebres Cuentos de Canterbury, de Chaucer o, ya en los albores del Renacimiento, la Divina Comedia, de Dante o El Decamerón de Boccaccio.
Cierto es que la cultura y la filosofía, el arte y la música marcaron un antes y un después de la Edad Media y que siempre fueron admiradas las obras que surgieron de esa época y que actualmente, se comparte con los amantes del arte y el disfrute del pasado, pero la Edad Media, tenía sus curiosidades...veamos alguna:
                     

Todo se reciclaba.Los huesos se trituraban para hacer abono. Lo que no se reciclaba quedaba en la calle, porque los servicios públicos de higiene no existían o eran insuficientes. Las personas tiraban sus desechos y aguas servidas en baldes por las ventanas y puertas de sus casas o de los castillos.


Los médicos creían que el agua, sobre todo caliente, debilitaba los órganos y dejaba el cuerpo expuesto a los aires malsanos, y que si penetraba a través de los poros podía transmitir todo tipo de males. Incluso empezó a difundirse la idea de que una capa de suciedad protegía contra las enfermedades y que, por lo tanto, el aseo personal debía realizarse “en seco”, sólo con una toalla limpia para frotar las partes visibles del organismo. Los médicos recomendaban que “los niños se limpiaran el rostro y los ojos con un trapo blanco, lo que quita la mugre y deja a la tez y al colortoda su naturalidad. Lavarse con agua es perjudicial a la vista,provoca males de dientes y catarros, empalidece el rostro y lo hace más sensible al frío en invierno y a la resecación en verano"
Además,la Iglesia condenaba este acto por considerarlo "un lujo innecesario y pecaminoso".


El rechazo al agua llegaba a los más altos estratos sociales. Las damas más entusiastas del aseo se bañaban como mucho dos veces al año, y el propio rey sólo lo hacía por prescripción médica y con las debidas precauciones, como demuestra este relato de uno de los médicos privados de Enrique VIII: “Hice preparar el baño, el rey entró en él a las 10 y durante el resto de la jornada se sintió pesado, con un dolor sordo de cabeza, lo que nunca le había ocurrido... No quise insistir en el baño, habiendo observado suficientes circunstancias desfavorables para hacer que el rey lo abandonase”. Los baños eran tomados en una bañera enorme llena de agua caliente. El padre de la familia era el primero en tomarlo, luego los otros hombres de la casa por orden de edad y después las mujeres, también en orden de edad. Al final los niños, y los bebes los últimos. Cuando se llegaba a ellos ya se podía perder un bebe dentro del agua... 


Con el cuerno prisionero de sus miserias, la higiene se trasladó a la ropa, cuanto más blanca mejor. Los ricos se “lavaban”cambiándose con frecuencia de camisa, que supuestamente absorbía la suciedad corporal. Pero incluso quienes se cambiaban mucho de camisa sólo se mudaban de ropa interior (si es que la llevaban) una vez al mes. 


El mal olor que exhalaban las personas por debajo de los vestidos era disipado por el abanico. Pero sólo los nobles tenían lacayos que hacían esta labor. Además de disipar el aire también espantaban insectos que se acumulaban a su alrededor.


En la Edad Media la mayoría de las bodas se celebraba en el mes de junio, al comienzo del verano. La razón era sencilla: el primer baño del año era tomado en mayo, así, en junio, el olor de las personas aun era tolerable. Asimismo, como algunos olores ya empezaban a ser molestos, las novias llevaban ramos de flores, al lado de su cuerpo en los carruajes para disfrazar el mal olor. Se tomó entonces, la costumbre de celebrar las bodas en mayo, luego del primer baño. Hoy es considerado como mes de las novias y de allí nace la tradición del ramo de novias.


En palacios y casas de familia la existencia de los baños era nula.Cuando la necesidad imperaba, los callejones y patios hacían las veces de servicios.Los sistemas de alcantarillado aun no existían; por lo tanto las ciudades medievales eran verdaderos vertederos de basura. Grandes metrópolis como Londres o París pudieron considerarse en aquel tiempo como algunos de los lugares mas sucios del mundo.

Los más ricos tenían platos de estaño. Ciertos alimentos oxidaban el material y hacia que mucha gente muriese envenenada que, unida a la falta de higiene de la época se hacia muy frecuénte,los alimentos de carácter ácido,provocaban este efecto y fueron considerados tóxicos durante mucho tiempo. En los vasos ocurría lo mismo donde, al contacto con el alcohol hacia que la gente entrara en un estado narcolepsico producido tanto por la bebida como por el estaño. Alguien que pasase por la calle y viese a alguien en este estado podía pensar que estaba muerto y ya preparaban el entierro. El cuerpo era colocado sobre la mesa de la cocina durante algunos díasy pasaba con la familia mientras ellos comían y bebían esperando que volviese en si o no.De esta acción surgió el velatorio que hoy se hace junto al cadáver. 



Sin duda, en la Edad Media, ocurrieron cosas maravillosas que se quieren mostrar a todo el mundo, pero también curiosidades de las que nadie sospecha, y que llegan a sorprender. Seguro, que se irán descubriendo muchas más curiosidades.


https://userscontent2.emaze.com/images/843ad161-8f6b-4a83-be57-00adee7148dd/4745fbcb-b397-4bc9-a17d-8cc2f1f2e551.jpg

http://www.taringa.net/post/info/8489451/Asi-vivian-las-personas-en-la-Edad-Media-Curiosidades.html
http://sobrehistoria.com/la-edad-media/

No hay comentarios:

Publicar un comentario