lunes, 2 de enero de 2017

BIBLIOTECA DE LA UNIVERSIDAD DE SALAMANCA


El Estudio Salmantino, posteriormente Universidad de Salamanca, nació en 1218 por voluntad del rey Alfonso IX de León. Sin embargo, fue a partir de 1254, año en que Alfonso X "El Sabio" le otorgó su primera carta constitucional, cuando el Estudio comenzó su andadura definitiva. Un año más tarde, en 1255, el Papa Alejandro IV concedió validez universal a los títulos impartidos por la nueva Universidad y le permitió el uso de un sello propio.
Paralelamente, puede considerarse también como fecha de nacimiento de la Biblioteca Universitaria el año 1254, puesto que la Carta Magna de Alfonso X ya recogía la creación del cargo de Estacionario o propietario de una "Estación" de libros, retribuido por la Universidad y encargado de mantener ejemplares actualizados para la consulta. No obstante, es preciso esperar al siglo XV para que abunden las noticias acerca de la Biblioteca, que no alcanzó su primer esplendor hasta la segunda mitad del siglo XV y durante todo el siglo XVI.
Las primeras Constituciones de la Universidad, tras las fundacionales de Alfonso X, fueron las otorgadas en 1411 por Benedicto XIII, el controvertido Papa Luna. Su título III destinaba dinero para la compra de libros y ordenaba que se construyera una vivienda para el Estacionario que permitiera instalar los volúmenes en un único lugar, lo que indica que no sólo existía la necesidad de usar los libros, sino también que el Estacionario formaba ya parte del personal universitario...
La Biblioteca General Histórica es el centro de investigación de la Universidad de Salamanca encargado de custodiar, procesar y difundir el patrimonio histórico bibliográfico de la Universidad, así como los fondos adquiridos o depositados en ella en virtud de sus funciones históricas y actuales.
Los fondos bibliográficos abarcan libros, folletos, publicaciones periódicas, planos, mapas y materiales especiales, que se distribuyen en las siguientes clases:
  1. Fondo histórico:
    • Códices, Manuscritos y fragmentos, incluyendo originales mecanografiados.
    • Libros, folletos, publicaciones periódicas, mapas y todo tipo de materiales impresos mediante procedimientos de imprenta manual (siglo XV – 1830).
    • Cualquier otro fondo que se determine por su singular valor en relación con su contenido, procedencia o características físicas.
  2. Fondo relacionado con Salamanca:
    • Publicaciones salmantinas anteriores a 1958 y Depósito legal (1958-1982).
    • Prensa y publicaciones periódicas salmantinas.
    • Publicaciones de la Universidad de Salamanca (desde 1943).
  3. Legados y donaciones expresos.
  4. Fondos multidisciplinares universitarios de antigüedad intermedia (desde 1830).
  5. Fondo moderno de apoyo a la investigación.

Forman parte asimismo del patrimonio histórico vinculado a la Biblioteca General Histórica el mobiliario y globos ubicados en la Antigua librería.
La Biblioteca General Histórica tiene como principal objetivo conservar su fondo bibliográfico haciendo compatible la conservación y la difusión. 

La colección de manuscritos está formada por cerca de tres mil volúmenes de manuscritos, cuya procedencia es diversa y cuya incorporación a la actual colección se ha ido produciendo a lo largo de los siglos. Como propios de la Universidad, en 1471 se citan 201 volúmenes, que suponemos en su mayoría manuscritos. Antes de esa fecha había tenido lugar la donación de Juan de Segovia  que iría seguida, a finales de siglo, por la de Alfonso Ortiz y, más tarde, a mediados del siglo XVI, por la de Hernán Núñez de Guzmán, el Pinciano. Sin embargo, y a pesar de comienzos tan prometedores, a mediados del siglo XVIII sólo se recogen en los catálogos unos 100 manuscritos.
La incorporación de los fondos de la biblioteca del Colegio Real de la Compañía de Jesús supuso un notable crecimiento de esta sección. Aunque la mayoría de los manuscritos están relacionados con la enseñanza en el colegio, en particular con la teología y la filosofía, no faltan joyas como el manuscrito de obras de Séneca traducidas por Alfonso de Cartagena .
La expropiación de los bienes monásticos, ya entrado el siglo XIX, no tuvo para esta biblioteca las mismas consecuencias: son pocos los manuscritos en los que se encuentran señales de procedencia de los innumerables conventos y monasterios que existían en Salamanca.
En la actualidad, son parte también de este fondo los manuscritos que pertenecieron a los cuatro colegios mayores, que habían formado unas muy nutridas bibliotecas. Desde la supresión de los colegios a finales del siglo XVIII hasta 1954 estos manuscritos estuvieron en la biblioteca del Palacio Real de Madrid.

El más antiguo de los manuscritos es el Liber canticorum et horarum copiado en 1059 para Sancha, reina consorte de Fernando I, rey de León.
   
 

Entre los de carácter literario sobresalen el Libro de buen amor , el Cancionero del Marqués de Santillana  o Las virtuosas y claras mujeres de Álvaro de Luna .
Son muchos los manuscritos de carácter técnico conservados en esta Biblioteca: comentarios bíblicos y obras teológicas, derecho canónico y civil, obras científicas y filosóficas, etc., algunos de ellos de hermosa y cuidada factura.
Destacan también algunos manuscritos autógrafos: la Exposición del Libro de Job de fray Luis de León ; varias de las obras de Alfonso de Madrigal; o los apuntes y borradores de Francisco Sánchez de las Brozas .
La descripción más actualizada de los manuscritos se encuentra en Catálogo de manuscritos de la Biblioteca Universitaria de Salamanca, Salamanca . Para los manuscritos griegos hay que seguir consultando Graux 1892 y Tovar 1963, si bien se encuentra en vías de realización el proyecto Manuscritos de Salamanca, a cargo del Instituto de Estudios Clásicos sobre la Sociedad y la Política Lucio Anneo Séneca, vinculado a la Universidad Carlos III de Madrid.

La biblioteca universitaria custodia 433 ediciones incunables, con 477 ejemplares, todos ellos distribuidos en 400 volúmenes. La historia de la colección presenta los mismos avatares que la de manuscritos: en ella encontramos ejemplares procedentes de las bibliotecas de Alonso Ortiz, Núñez de Guzmán, del colegio de los jesuitas y de los colegios universitarios. También existen adquisiciones más recientes, como las Leyes del estilo  o las obras filosóficas de Petrus Tartaretus.
Los incunables de esta colección salieron en su mayoría de las prensas italianas, en especial de Venecia: los incunables venecianos representan un 40% del conjunto. Entre ellos hay alguno raro, al menos en bibliotecas españolas, como la Cosmographia de Pomponio Mela.
Entre los incunables españoles figuran también algunas rarezas: las Instructiones curatorum del obispo de Huesca Juan de Aragón ; las Differentiae de Nebrija o las Proba falconia, ambas de la primitiva y anónima imprenta salmantina .
Zacuto 
   
Ajedrez

El fondo de impresos antiguos (siglos XVI-XVIII) es abundante: alrededor de 60.000 volúmenes. Los contenidos responden a las enseñanzas universitarias, dominando las obras de carácter teológico y jurídico, aunque también son abundantes las disciplinas históricas, filológicas y científicas.
Los impresos antiguos conservados hoy en la Biblioteca proceden de la propia Universidad y de otras instituciones, como la Compañía de Jesús, Colegios Mayores o Menores y diversos conventos y monasterios. Junto a estas procedencias institucionales, la Biblioteca ha acogido a lo largo de su historia donaciones de numerosas personas, que han dejado su impronta en los libros que le pertenecieron. Al igual que las instituciones, estos particulares aparecen reseñados en las fichas catalográficas y son recuperables en el catálogo. Sin embargo, su importancia para reconstruir la historia de la Biblioteca ha aconsejado la elaboración de una base de datos específica, donde se podrán encontrar datos biográficos, libros que les pertenecieron e incluso imágenes de sus exlibris, anotaciones y firmas. 
31739 
   Apiano

Algunos manuscritos e impresos de las colecciones de la Biblioteca General Histórica han sido objeto, total o parcialmente, de ediciones facsimilares acompañadas de su correspondiente estudio. En algunos casos la edición se debe a la propia Universidad, a través de su editorial Ediciones Universidad de Salamanca, en solitario o en coedición con otra institución o empresa. Pero en otras ocasiones son instituciones públicas o empresas ajenas a la Universidad quienes solicitan la autorización para publicar una reproducción facsimilar de algún ejemplar conservado en la Biblioteca.


https://bibliotecahistorica.usal.es/es/colecciones/manuscritos
https://bibliotecahistorica.usal.es/es/informacion-general/presentacion
https://bibliotecahistorica.usal.es/es/colecciones/incunables
https://bibliotecahistorica.usal.es/es/colecciones/impresos-antiguos
https://bibliotecahistorica.usal.es/es/colecciones/facsimiles
https://bibliotecahistorica.usal.es/es/la-biblioteca/historia
http://www.libropatas.com/wp-content/uploads/2015/01/Biblioteca-universidad-de-salamanca.jpg
http://1.bp.blogspot.com/-18gw8UC9SyM/T6mg4cuvbdI/AAAAAAAAIAc/4EOf8xZh8iI/s1600/the+Strahov+Monastery+Library%252C+Prague.jpg
http://2.bp.blogspot.com/-lqZ9_5P1dcw/UPSaoscxRFI/AAAAAAAAA30/kZLij0hydT4/s640/biblio+salamanca.jpg
http://www.cervantesvirtual.com/images/portales/universidad_de_salamanca/graf/presentacion/600974_salamanca_liber_canticorum_s.jpg

No hay comentarios:

Publicar un comentario