lunes, 23 de mayo de 2016

LA ARQUETA DE LEYRE...RECORRIDO DE UNA OBRA DE ARTE



La arqueta de Leyre es una caja elaborada con placas de marfil de elefante delicadamente decorada con motivos vegetales, animales y lo que es más inusual en el arte islámico, con figuras humanas, una de las cuales podría representar al propio califa cordobés Hisam II (965 - 1013). Las inscripciones existentes en esta joya del arte hispano-musulmán han permitido obtener mucha información acerca de la misma, e incluso el nombre del maestro que la labró y de sus cuatro ayudantes.
Recorriendo la base de la tapa a lo largo de sus cuatro lados hay una inscripción realizada en caracteres cúficos elegantemente adornados con pequeñas perlas y brotes vegetales. Su traducción es esta :
"En el nombre de Alá. Bendiciones de Alá, prosperidad, felicidad y consecución de las expectativas procedentes de las obras piadosas y tregua del momento designado para la muerte del hayib Sayf al-Dawla `Abd al-Malik, hijo de Almanzor, a quien Dios conceda éxito. De parte de lo que se ordenó hacer bajo la supervisión del paje principal Zuhayr b.Muhammad al-`Amiri, su esclavo en el año trescientos noventa y cinco"
La fecha corresponde a la Hégira y equivale al año 1004/1005 de nuestro calendario cristiano.
Para algunos autores el cofre habría sido encargado para celebrar la victoria de Abd al-Malik al-Muzaffar sobre el reino de León en 1004-1005 por la que recibió de el califa Hisam II el título de "Ay al-Dawla" ("Espada del Estado"). Este tipo de objetos de lujo estaban destinados a contener perfumes u objetos personales de su propietario.
Probablemente la pieza fuera tomada como botín de guerra de alguna incursión cristiana llegando de este modo hasta el monasterio de Leyre en Navarra. Por su delicado trabajo y valor formal, fue utilizada como caja-relicario de las santas mártires Nunilo y Alodia martirizadas en Huesca. Sus restos fueron depositados en su interior envueltos en una tela mozárabe de seda tejida decorada con dibujos de aves. Es una circunstancia que reúne con el paso del tiempo a los dos extremos de un drama tras el que subyace el integrismo religioso.
En el aspecto formal, la caja mide 23 x 23 x 28 cm. Se compone dos elementos. La caja propiamente dicha y una tapa troncopiramidal truncada que encaja en ella. El material en que se trabajó es exclusivamente marfil de elefante cortado en planchas de 14 milímetros de espesor. Las planchas visibles y labradas son un total de diecisiete. Dos más, sin labra alguna componen la base del objeto.
La base de la tapa, como ya se ha indicado, contiene la inscripción cúfica que la rodea por completo. La última de las caras en que se inscribióaparece desdoblada en dos líneas, probablemente por error en el cálculo de lo que les ocuparía la misma.


En la decoración de cada una de las caras se estableció un marco a base de cenefa perimetral decorada con trenzados que se adentra en cada cara conformando medallones de ocho lóbulos. Las caras largas poseen tres medallones cada una, dos las caras cortas y en la tapa, cuatro en cada plancha larga, uno en cada lateral y tres -circulares- en la plancha plana más elevada.
En total suman veintiocho medallones decorados con diferentes motivos.
En el espacio existente entre los medallones y también en el interior de los mismos, una decoración de ataurique ocupa por completo cada centímetro cuadrado de superficie en una especie de "horror vacui". Marañas vegetales que se entrelazan, trenzan, enroscan, ascienden y que aportan un fondo contínuo a todas las escenas labradas .


Entre la maraña vegetal podemos distinguir algunas aves picoteando frutos, un personaje subido a lo alto con dos leones abajo prosiguiéndolo, luchas de hombres y fieras.
La temática general de lo labrado es profana, áulica. La cara principal muestra lo que parece ser un ambiente cortesano: Un personaje principal (probablemente Hisam II) sentado a la turca sobre trono sustentado por leones, portando anillo de sello real y asistido por dos sirvientes, mientras que en otros medallones, unos músicos crean ambiente y otros personajes quizá de la corte, completan la escena.
En el resto de las caras lo que hallaremos son escenas de caza, luchas entre caballeros, fieras reales o míticas... motivos que con frecuencia encontramos en el arte románico y que probablemente deriven de este arte islámico.


El texto conservado en la arqueta hace también referencia a sus autores, ya que señala que "fue hecho por Faray y sus discípulos" y recoge además los nombre de esos cuatro aprendices, Misgan, Rasid, Jaid y Sa Abada; los miembros de un taller eborario que quedaron así, merced a esta pequeña joya, inmortalizados para la historia del arte. Humildes personajes, que aún se acordaron de grabar en la arqueta, como si de un conjuro se tratase, la solicitud de que se retrasara el momento supremo para su señor. ¿Qué otro momento supremo hay, además de la muerte, con el que ese señor y aquellos artesanos quedaron igualados? 



BIBLIOGRAFÍA:
-"La Edad de un Reino. La encrucijada de la corona y las diócesis de Pamplona" Director científico: I. Bango. 2006. 149: Arqueta de Leyre. Vol 2. 483-498
-"Una Joya del arte hispano-musulmán en el Camino de Santiago". Jorge de Palacio. Edit.: Príncipe de Viana

http://www.romanicoaragones.com/colaboraciones/Colaboraciones04372ArquetaLeyre1.htm
http://aprendersociales.blogspot.com.es/2009/11/la-arqueta-de-leyre.html

No hay comentarios:

Publicar un comentario