lunes, 5 de diciembre de 2016

EL PAPIRO DE EBERS...LA ANTIGUA MEDICINA DE EGIPTO


La medicina egipcia segun los historiadores data de alrededor de 2.900 A.C. y es practicamente tan antigua como la medicina tradicional china pero anterior a la de la India, reconocida entre otras por el famoso Ayur-Veda del 700 A.C.; el estudio de las prácticas médicas de la época de los faraones se ha basado en lo encontrado en los documentos denominados “papiros”, así como en la observación de la representación artística de la enfermedad en el Valle del Nilo y además en el detenido análisis de los tejidos blandos y esqueléticos de los restos humanos, más el estudio de las momias.
La principal literatura egipcia está representada por los llamados Libros Herméticos del dios Thoth (quien era identificado por los griegos con su dios Hermes), buena parte de los cuales se han perdido. Los papiros médicos son fragmentos de estos libros y son varios los disponibles en la actualidad en los diferentes museos y bibliotecas en que se encuentran; tal vez el más representativo en cuanto a los medios medicamentosos que se utilizaban es el llamado “Papiro de Ebers”, documento de 110 páginas que incluye 877 recetas y menciona unas 700 drogas.

Otro papiro que se debe mencionar de los nueve existentes es el quirúrgico de Edwin Smith, ligeramente anterior al Ebers (aunque ambos se ubican alrededor del 1.550 A.C.); más lógicamente escrito que el último, el texto, que comienza con el diagnóstico y tratamiento de las lesiones de la cabeza, llega sólo hasta las lesiones del hombro, pues dicho texto está mutilado. Vale la pena anotar que ambos papiros fueron encontrados al tiempo y en el mismo lugar; los dos fueron comprados en 1862 por Smith, aventurero, prestamista y anticuario, pero el de Ebers fue adquirido en Luxor (donde al parecer había sido encontrado) distrito de Assassif en la necrópolis de Theben. Diez años mas tarde fue comprado por George Ebers, egiptólogo y novelista, quién publicó una portada del documento con una introducción y un vocabulario inglés y latín; este investigador consideraba su papiro el cuarto libro de la colección Hermética.
Aunque parece haber sido escrito en el noveno año del reinado de Amenothep, contiene un anacronismo histórico que lo situaría cerca de la primera dinastía, unos 3000 años A.C. Ciertamente el papiro hace referencia a prácticas médicas anteriores a las de su escritura, que debió haber sido dictada por algún “Jefe de Farmacia”; en aquellos tiempos había además recolectores de ciertas materias primas con acciones farmacológicas y también preparadores de fórmulas. El papiro tiene 839 párrafos, ordenados en forma casual.

Podríamos decir que los egipcios recomendaban un estilo de vida saludable, practicaron la cirugía y creían en los efectos mágicos de sus medicinas, que ayudaban a sacar del organismo los espíritus malévolos, por lo que los medicamentos debían ser ingeridos mientras se recitaba algún conjuro. Los temas tratados con más énfasis son los de las enfermedades del estómago, con especial referencia a las parasitosis intestinales; los antiguos egipcios sufrían, al igual que ahora, de Bilharsiasis (enfermedad parasitaria producida por gusanos platelmintos de la clase trematodos del género Schistosoma). Los tratamientos han sido más factibles de identificar,pero no así los diagnósticos. Dicen que algunas de las medicinas han sido personalmente usadas por varios dioses, y en los márgenes del documento se encuentran comentarios tales como “este es bueno”, o “a mi me ha dado buenos resultados”, primera manifestación de las pruebas anecdóticas o testimoniales que dan los galenos de hoy en día. Aunque el texto médico más antiguo que existe es una tablilla cuneiforme mesopotámica, los papiros médicos egipcios son los libros con cierta extensión y detalle más antiguos que se conocen. Los remedios deben curar dolencias que van desde la mordedura de un cocodrilo hasta el dolor de una uña del pie, pasando por la erradicación de plagas de ratas, moscas y escorpiones. Tiene una descripción sorpresivamente exacta del sistema circulatorio y anota la existencia de vasos sanguíneos que tienen su centro de distribución en el corazón. Los egipcios tenían conocimientos de anatomía, pues en sus prácticas de embalsamamiento debían extraer todas las vísceras pero dejando el corazón en su sitio; por otro lado, al cerebro no le concedían mucha importancia.
Personajes posteriores de la época greco-romana como Heródoto y Plinio el Viejo, estudiaron con mas detalle estas actividades médicas egipcias.
De los treinta productos vegetales más importantes usados en la época, podemos destacar los siguientes: La albahaca (para el corazón), la sábila (acíbar) o áloe, para los parásitos, la belladona para el insomnio y el dolor (aunque esta,tuvo su auge en la época de los árabes); el cardamomo como digestivo, la colchicina para reducir la inflamación del reumatismo; el ajo y la cebolla (según el historiador griego Herodoto, los obreros que construyeron las pirámides consumían grandes cantidades de estos dos vegetales para obtener fuerza física); la miel, la mostaza y el anís, la menta, el apio, la mirra, el sen, el enebro y la linaza, amén de la hiel (o bilis) de diferentes animales, así como combinaciones de grasas de estos para combatir la calvicie. Los remedios para las enfermedades de la piel se categorizan como irritativos, exfoliativos y exudativos.


El historiador médico Lyons dice en su libro que en cuanto a los remedios medicamentosos de los egipcios “ su farmacopea era amplia” (Dioscòrides, Galeno y Plinio describen posteriormente muchos de ellos); fueron los primeros en importar materias primas, pues trajeron del exterior “azafrán y salvia de Creta, canela de China, perfumes y especias de Arabia y Abisinia (hoy Etiopía), madera de sándalo, gomas y antimonio”. Entre los minerales usaban mucho el antimonio y el cobre, entre otros; las pinturas que usaban las mujeres para maquillarse los ojos tenían una elevada concentración de antimonio, sustancia que en el Renacimiento llegó a tener una gran importancia farmacológica. Entre estas pinturas, las de color verde contenían sales de cobre, curiosamente de las que se usan hoy día para el tratamiento del tracoma, enfermedad ocular muy común en Egipto desde tiempos milenarios.
En las excavaciones, exploraciones y descubrimientos en Egipto, se encontraron miles de rollos de papiros que cuentan historias, fábulas, fantasías y documentan la vida de personalidades. Los egipcios se ocuparon de dejar documentada buena parte de su ciencia.
En su texto se puede leer una notable y muy aproximada descripción del sistema circulatorio, vasos capilares, funciones cardíacas. Incluye una sección dedicada a la psiquiatría y, en otros malestares, hace una referencia a la supuestamente moderna depresión.

Esta singular pieza se ha sumado a otros papiros con referencias y tratados sobre tuberculosis, poliomielitis (con indicación de momias que demostrarían haberla sufrido en vida), enanismo y centenas de otros temas científicos que probarían lo avanzado de los estudios en Egipto y alienta la idea de que hubo una civilización previa a los cinco mil años que se atribuyen a este antiguo reino que parece haberse organizado en el 3200 a. de C. bajo el rey Menes, que estableció su capital en Menfis, extraordinario centro que llegó a tener setecientos mil habitantes. El desarrollo de la escritura mediante jeroglíficos facilitó el estudio y la transmisión de información, cultura, conocimientos y tradiciones.

Papiro de Ebers
El papiro de Ebers,es un  escrito en hieratico, ( simplificación del jeroglífico, que para más comodidad, solían usar los escribas) a dos tintas: rojo y negro y en tan buen estado de conservación que parecía recien escrito, tiene en la parte posterior de lo que sería la primera página, un calendario que lo hacía datar sobre el 1,500 A.C., en el reinado del faraón Amenhotep I de la XVIII dinastía.

Este papiro  es un documento en forma de rollo de 20.25 metros de longitud y unos 30 centímetros de ancho. Con el fin de poder adaptarlo a nuestra forma habitual de leer documentos, se refiene en la traducción al inglés del Dr. P Bryan, del libro The Papirus Ebers,como un escrito en 110 columnas (páginas), de 20 a 22 lineas, subdividido en 877 secciones y faltando las páginas o columnas 28 y 29.Resultó ser uno de los tratados de medicina más antiguos del mundo, y que fue traducido por el egiptólogo Georg Ebers. El papiro se conserva en la biblioteca de la Universidad de Leipzig (Alemania).


Aunque el papiro está fechado sobre el 1,500 antes de Cristo, por el lenguaje y composición de muchos de los remedios que se describen puede ser de algunos cientos de años anteriores a esta fecha, encontrándose pasajes de la época de la Primera Dinastía sobre el 3,400 antes de Cristo. No obstante los papiros del antiguo Egipto son muy difíciles de fechar realmente, ya que en los escritos egipcios era habitual, para prestigiar más el escrito, referirse a que procedía de fuentes antiquísimas.
En realidad el papiro de Ebers no es  un auténtico libro, sino una compilación de remedios, en parte mágicos y en parte proveniente de la observación. Lo que si parece cierto es que tanto la parte mágica como la observacional conviven normalmente, como si la parte mágica inicial, fuese del conocimiento del que se parte y poco a poco se va evolucionando con la observación.
Ebers además, basándose en los escritos de Clemente de Alejandría del 200 A.C, creía que el papiro podría formar parte de la colección de los 42 libros del “Conocimiento Humano” del que disponían los sacerdotes egipcios del dios Thot, que es el dios del arte de la curación y alquimia, que pasó al Phanteon griego como dios Hermes y de ahí que esta colección de libros fuera conocida como “Libros Herméticos”.
De esos 42 libros hermeticos, Clemente de Alejandría nos dejó el indice, siendo, los 36 primeros, de filosofía y conocimientos generales y los seis últimos sobre curación.
El papiro de Ebers abarca fundamentalmente tratamientos a base de medicinas para las enfermedades y solo en determinados casos más concretos tratamientos quirúrgicos. 
La anatomía, fisiología y patología del corazón y del sistema circulatorio se tratan en un capítulo específico, las patologías del aparato digestivo y urinario son tratadas en profundidad al igual que la patologia ginecológica y obstétrica la patología de la piel los dientes y especialmente la patología de los ojos.
Adicionalmente hay un importante compendio de cosmética que se puede utilizar para eliminar arrugas, lunares, cuidados de la piel en general incluyendo cambios de coloracion con maquillajes. También para teñir el cabello y las cejas, para hacer crecer el cabello.
Otros consejos prácticos, en forma de recetas, para matar escorpiones y lagartos, para detener el halcón que roba palomas, para alejar a las ratas del granero, para evitar las serpientes.

En general el contenido de los remedios para la salud del papiro de Ebers es el siguiente:
1.- Farmacopea en el antiguo Egipto.
Alrededor de 811 preparados en cataplasmas, pildoras, gargaras, fumigaciones, enemas…Solo unas pocas contienen solo una sustancia o “principio activo” la mayoría están compuestos de mezclas de hasta 12 sustancias, algunas llegan a 36 componentes
2.- Remedios con minerales...Se usaba antimonio, calamina, granito, tinta, índigo y sulfuros entre otros muchos.
3.- Plantas y sus preparaciones...Se usaban múltiples plantas y diversas preparaciones de las mismas, así por ejemplo, del arbusto del acanto existe: corteza de acanto, masa de acanto, espina de acanto, fruto del acanto y resina de acanto.
4.- Remedios orgánicos...Que incluye remedios tan extraños como excrementos de dioses recomendado para el temblor de los dedos, o humanos mezclados con levadura de cerveza dulce para la reepitelización de las heridas.
5.- Influencia de los dioses en la preparación de los remedios.- La preparación de los remedios incluía una serie de palabras que había que decir mientras se preparaba el remedio y mientras se le colocaba al paciente. Así frases como “Oh! Ra tu que has hablado por este cuerpo” se debían de decir en algunas preparaciones y en algunas ocasiones habría que repetirlas un millar de veces.
6.- Medicina Menor...Incluye una multitud de procesos menores entre los que se encuentran dolores de cabeza, hiperqueratosis,dolores de huesos…
7.- Cirugía menor...No es la parte más fuerte del papiro de Ebers y se refiere en este capitulo a pequeñas heridas en general, no obstante el conocimiento quirúrgico era alto en el Antiguo Egipto como se demuestra en el papiro de Smith.
8.- Aparato urinario donde se necuentran diferentes fórmulas para regular la orina, forzar la orina etc.
9.- Enfermedades de la mujer...Incluye un amplio repertorio desde alteraciones , partos, enfermedades de la mama...
10.- Enfermedades de los ojos...Donde se encuentra un amplio tratado sobre: blefaritis, cataratas, ectropion, iritis, inflamaciones, conjuntivitis…
11.- Enfermedades de la nariz, oido y boca...Para el oido usaban remedios frios y no calientes entre los que se encontraban el aceite y miel entre otros.
12.- El sistema nervioso...La traducción inicial de los egiptólogos del termino “met” , y se refiere a los nervios del cuerpo aunque también se estudian con los vasos sanguineos del organismo y nos indica el alto conocimiento anatómico que tenían los antiguos egipcios.
13.- El sistema circulatorio y corazón...Es el capítulo más interesante del papiro y aunque hace descripciones anatómicas importantes, no llega a comprender bien las funciones del corazón.
14.- El pelo...En ella se encuentra la primera fórmula para la calvicie, formada por dedos de perro mas pezuñas de asno entre otros.
Así como podemos ver el papiro de Ebers es una interesante colección de remedios, algunos más prácticos y con alguna base más clara y otros puramente mágicos, pero que demuestra el nivel de conocimientos que tenían los egipcios sobre la “curación” en general.
http://www.elmedicoenlacasa.com/papiro-de-ebers/#
http://historiaybiografias.com/preguntas_raras3/
https://encolombia.com/libreria-digital/lmedicina/hmedica/historiamedica-papiro/
http://www.lenntech.es/biblioteca/enfermedades/schistomiasis/esquistomiasis.htm
http://patologia.medicina.ufrj.br/graduacao/images/_dep-patologia/historia_da_patologia/historia_da_autopsia/Papiros/Papiro-Ebers.pdf
http://www.egiptomania.com/literatura/medicos2.htm
http://www.sld.cu/galerias/pdf/sitios/histologia/egiptomedicinaprimera_parte.pdf
http://www.scielo.cl/pdf/rmc/v140n10/art20.pdf


1 comentario:

  1. Gracias ARACELI REGO: una interesante historia de la medicina: desde sus orígenes en las culturas más antiguas y, que gracias a documentos que hablan de ella y, a los investigadores que desean desentrañar dichos documentos: saludos afectuosos, allende el mar.

    ResponderEliminar