domingo, 11 de diciembre de 2016

"UN MUNDO FELIZ"...ALDOUX LEONARD HUXLEY



"Un mundo feliz",novela escrita en 1932 bajo el título "Brave New World", recrea una democracia que no lo es,una dictadura que no lo parece, una carcel de la que los prisioneros no quieren escapar porque no saben que lo son,condicionados desde su extraña concepción para ser lo que tienen que ser.


El origen del título se encuentra en la obra "La Tempestad", de William Shakespeare, en las palabras de Miranda (y que cita el salvaje textualmente): "Oh, maravilloso nuevo mundo! !Oh, maravilloso nuevo mundo que alberga tales criaturas!"
Huxley nos presenta una sociedad altamente tecnológica que utiliza todos los medios posibles para condicionar y controlar a la masa a fin de conseguir la estabilidad social. Los niños no nacen, se hacen, y están genéticamente manipulados para pertenecer a una de las cinco categorías de la población, jerárquicamente estructuradas: Alfa (la élite, los más inteligentes), Beta, Gamma, Delta y Epsilon (las castas inferiores, menos desarrollados física e intelectualmente).
Esta obra se encuadra dentro de las llamadas antiutopías o distopías ,como "1984" de George Orwell "Fahrenheit 451" de Ray Bradbury, que muestran mundos y civilizaciones futuras dominadas por regímenes totalitarios que ejercen un control total sobre sus ciudadanos. Las comparaciones con "1984", de George Orwell, parecen inevitables. Sin embargo, existen diferencias sustanciales entre ambas. Las dos son antiutopías que nos sitúan en un mundo futuro, pero en cada uno el control se ejerce de una manera distinta. En "1984" conocemos la manipulación a través de la fuerza, la tortura, y aunque los individuos están tan sometidos en una obra como en la otra, en "1984" la rebelión es posible, aunque muy poco probable. Orwell hace una crítica del comunismo de aquella época y muestra cómo aquello que tememos puede hacerse realidad. En "Un mundo feliz", la rebelión no es imposible, pero, simplemente, no es deseable. Sus habitantes no conocen otra manera de ser felices que hacer, precisamente, lo que han nacido para hacer. Tienen todas las comodidades que pueden desear y, si esto no fuera suficiente, tienen las drogas de diseño para alterar su percepción y olvidar y modificar sus inoportunas emociones negativas. Es la sociedad capitalista que nos ha tocado vivir. Huxley, al contrario que Orwell, muestra cómo aquello que deseamos puede hacerse realidad.




Aldous Huxley, aunque británico, vivió la mayor parte de su vida en Estados Unidos, y la novela es una crítica a lo que se vivía en la América de los años 30, un reflejo de los miedos del período de entreguerras y una reacción a "Los hombres dioses", una utopía escrita en 1923 por H. G. Wells. Se trata de una sátira del comunismo, del socialismo, del capitalismo (él se consideraba anarquista), de la tecnologización de los procesos de producción.




Un mundo feliz comienza en el “Centro de Incubación y Condicionamiento de la Central de Londres” en un tiempo futuro que se rige por principios muy diferentes a los actuales. La sociedad estaba basada en la filosofía de un hombre llamado Ford al que todos idolatraban. En el interior el director enseñaba las distintas estancias a un grupo de estudiantes, la Sala de Fecundación, la Sala de Predestinación Social, etc., así pues esta primera parte nos sirve para situarnos en la época y entender la que va a suceder a lo largo de la historia. 
Conforme la visita avanzaba el director explica a los estudiantes las distintas técnicas que se utilizan para la obtención de los futuros bebes, ya que estos son creados in Vitro en estos centros y no nacen del vientre de una mujer, que es considerado casi una falta. Después de que los ovarios son fecundados son trasportados a la sala de Predestinación Social donde cada embrión es clasificado para realizar una función determinada asignándole una clase social. 
Existen cinco clases: Alfas, Betas, Gammas, Deltas y Epsilones, de modo que los alfas son los más inteligentes, más guapos, mas altos, en fin casi perfectos; Conforme se cambia de clase esta perfección va disminuyendo hasta que se llega a los Epsilones, que ni siquiera reciben una educación académica y realizan los trabajos que menos formación necesitan, como limpiadores, camareros, agricultores, etc. pero que al fin y al cabo son los cimentos de toda sociedad. Cada individuo de las clases superiores (Alfas y Betas) viene de un único óvulo, pero los individuos de las clases inferiores (Gammas, Deltas y Epsilones) eran creados en masa a partir de un único óvulo, es decir, de un único óvulo se obtenían un gran numero de individuos pudiendo llegar a cifras de veinte mil niños de un solo gameto. Para ello utilizaban una serie de técnicas genéticas que había ideado un tal Bokanovski. Entonces, como de un solo óvulo se obtenían un gran numero de individuos, y la información genética de un óvulo fecundado es siempre constante, todos los individuos serian iguales, serian mellizos, y a cada grupo de mellizos se le llamaría grupo bokanovskiano. Así pues en una industria podríamos encontrar a mil trabajadores que podían ser iguales, dependiendo del numero de grupos bokanovskianos que trabajaran en ella.



De aquí se pasaba a la sala donde se desarrollaban los embriones. Era una sala de varias alturas en las que se encontraban un gran numero de estanterías que se movían ascendentes a un ritmo continuo. En estas estanterías estaban los tarros que contenían a los fetos en desarrollo. A lo largo de este recorrido los fetos eran estimulados para que, en su madurez, actuaran de una manera o de otra. Por ejemplo, a los Epsilones se les estimulaba con un frió muy intenso, de este modo aprendían a odiarlo y a alejarse de él. Además recibían las distintas vacunas y adelantos médicos.
Al final del recorrido de los estantes se encontraba la sala de decantación, donde se etiquetaban los nuevos bebes según a la clase que pertenecieran y eran llevados a las guarderías. Aquí es donde pasan su infancia y parte de la adolescencia y donde son “condicionados”, es decir influidos, educados para que actúen de una manera o de otra. Para ello utilizan juegos infantiles, como juegos eróticos para educarles en prosmicuidad o en el hospital de moribundos para inculcarles una actitud positiva y fría ante la muerte. Otra técnica mas utilizada es la hipnopedia, en la cual transmiten mensajes, que son los principios de la sociedad, cuando están dormidos a través de unos altavoces que se encuentran en las almohadas. Algunos de estos principios son: “Me gustan los vestidos nuevos, tirarlos es mejor que remendarlos “, este por ejemplo induce al consumo precipitado, base del gobierno ya que de él se obtiene el dinero para gastos; Otro, muy importante es “Todo el mundo pertenece a todo el mundo” que incita a la promiscuidad. Por ultimo existen otros que son característicos de cada clase, con los cuales se les influye para que no les gusten las otras clases 


En este punto de la obra aparecen los primeros personajes importantes: Lenina y Bernard Marx. Lenina es una muchacha joven y guapa que trabaja, al igual que Bernard, en este centro. En su primera conversación, con su amiga Fanny, advertimos esa promiscuidad en la que ha sido educada por que esta saliendo con un muchacho llamado Henry y esta pensando en irse de vacaciones con Bernard. Aunque en nuestro tiempo este comportamiento no esté bien visto, entonces ese comportamiento es totalmente normal. En cambio el comportamiento de Bernard no lo es tanto. Él es un alfa-mas, y al contrario que sus iguales, es bajito y tiene unas orejas grandes, por tanto se siente solo. Esa soledad, que en este tiempo es muy difícil de encontrar, le induce a pensar, a reflexionar sobre esos principios en los que ha sido educado y esto aun lo aleja mas de la sociedad.
A Lenina Bernard le parecía un hombre muy raro. Un día salió con él en el autogiro a dar una vuelta por la ciudad y este la llevo al mar. Él se quedó mirando fijamente el océano mientras ella se quejaba de aburrimiento. Después Bernard propuso el ir a dar una vuelta paseando y hablando y Lenina se quedo blanca del susto, ¿andar y hablar? Eso se veía muy poco en una pareja que, normalmente, se dedicaban a hacer el amor sin ninguna clase de compromiso. 
Como ya he mencionado Lenina se quería ir de vacaciones con Bernard a una reserva de salvajes en Nuevo Méjico. Bernard acepta pero para ello tiene que pedir un permiso especial al director del centro, antes mencionado, él cual se lo concede. Además el director le cuenta que él ya había visitado esa reserva unos años atrás con una antigua novia suya, pero que se perdió en aquel lugar.


Hacen las maletas y marchan en un cohete que les llevara desde Londres hasta Nueva Orleáns, y desde ahí en autogiro a la reserva. Ellos se hospedarían en una casa cerca del pueblo de Mal País. Nada mas llegar realizaron una visita a este poblado y quedaron totalmente impresionados y horrorizados con los rituales que allí se realizaban. Observaban un ritual en el que un muchacho se hacia hombre y recibía para ello decenas de latigazos en la espalda mientras giraba alrededor de una hoguera. De pronto apareció a sus espaldas un chico blanco, no rojizo como todos los indios que allí vivían, y además hablaba inglés, la única lengua que existía en el mundo exterior y que en la reserva no se hablaba. Les explico que su madre era blanca como él y les llevó ante ella. Horrorizados observaron la vejez, la senectud de los humanos que no existía afuera, en el cuerpo de Linda, la madre del chico blanco, que se llamaba John. Ella era la novia del director que se había perdido en la excursión mucho tiempo atrás. Avergonzada de haberse quedado embarazada, de haber parido a un niño, de ser madre a fin de cuentas, se quedo en el poblado y allí crió a John.
Ella contó sus anécdotas en el poblado: no entendía que la gente se casara, no existía matrimonio allí afuera, la fraternidad de los maridos a sus esposas. Una vez se acostó con un hombre casado y casi la matan las mujeres del lugar. Además allí no tenia soma. El soma era una droga que habían creado sin efectos secundarios en el mundo exterior, por lo tanto Linda estaba habituada a tomarla, con la que la gente se evadía del mundo real a un mundo imaginario en sus ratos libres o de descanso. En sus ojos se veía el sufrimiento de esta pobre mujer.
Mientras Linda y Lenina hablaban, Bernard fue a conversar con John. El muchacho le contaba que en el poblado no le admitían porque el color de su piel era blanco y se sentía muy solo. También contaba que Linda le enseñó muchas cosas del mundo de ahí afuera, la vida, la felicidad, etc.... Y también le enseño a leer. Un día Popé, el amante de su madre se encontró un libro en una arca de su casa y se lo trajo a John para que mejorara su aprendizaje. El libro se llamaba Obras Completas de William Shakespeare, autor prohibido en el mundo exterior desde hace mucho tiempo. Y con este libro el chico maduro sus ideas y forjo su personalidad.
Bernard propuso a John y a Linda que fueran a Londres con ellos. Estos aceptaron, y el interventor mundial también, así que los cuatro viajaron de nuevo a Londres. Cuando llegan de nuevo a Londres el director del trabajo de Bernard esta pensando en desterrarle a una isla. Pero Bernard para defenderse le muestra a Linda, la novia que se había perdido en Nuevo México, y el DIC queda atemorizado. Pero después de que le dijeran que era padre y le mostraran a su hijo esa repulsión se transformo en vergüenza. Avergonzado de sí mismo el director dimite de su puesto y no se le vuelve a ver.


El salvaje convive durante mucho tiempo con la sociedad, a la que llega incluso a sentir repugnancia. John se enamora de Lenina y esta siente cierta atracción física por el salvaje. Un día van ambos al Sensorama, una especie de cine pero en el que la película se aprecia con los cinco sentidos, incluso tacto, gusto y olfato. Después de la película, que ha John le había disgustado considerablemente, se van en taxi al apartamento de Bernard. Lenina estaba ansiosa por acostarse con el muchacho, pero en cambio él no podía aceptar que sin conocerse de apenas nada fueran a hacer el amor. Así que decepcionado con Lenina, para el taxi, se baja y cortésmente se despide de ella. 
Llega el día en que la desgracia llega a Linda y muere. John, que estaba delante de ella en el hospital de Moribundos rompe a llorar, a abrazarla y a decirle lo mucho que la quería, es decir, a darle muestras de su gran afecto por su madre. En ese mismo momento estaba en el hospital un grupo de niños que seguían su plan de acondicionamiento, ahora querían educarles para que la muerte no les atemorizara, no sintieran dolor por la muerte de alguien. El salvaje, indignado por la falta de respeto hacia su madre se puso a chillar y a mandarles que se fueran. Todo la gente de la sala estaba sorprendida: ¿Por qué chillaba ese hombre? ¿Por qué estaba ahí?, nadie visitaba a los moribundos y, peor aun, ¿por qué lloraba por esa mujer? John, indignado salió de la sala. 
Bernard recibe una llamada. John esta armando un espectáculo en el hospital de Moribundos. Cuando él y su amigo Helmholtz, un hombre que era como Bernard en lo que ideas se refiere, también se sentía desplazado, pero no por ser diferente físicamente a los demás, sino por ser más inteligente que los otros. Cuando llegaron John estaba en la sala principal del hospital arrojando la dosis diaria de soma de los trabajadores por la ventana, y sugiriéndoles que fueran libres, que dejaran de tomar esa basura y consiguieran libertad, que pensaran por ellos mismos. Al poco rato llega la policía y llevo a los tres a hablar con el interventor mundial.


Cuando llegan al despacho del interventor, este anuncia a Bernard y a Helmholt que finalmente iban a ser desterrados a una isla. Este castigo se utilizaba para todos aquellos que tenían un pensamiento negativo hacia la sociedad y deseaban preguntarse por ella. Bernard al oír esto entra en una crisis nerviosa y tiene que retirase pero Helmholt permanece en la sala, siempre ha sabido que su amigo es muy fanfarrón y tiene mucho orgullo así que no se preocupa. El interventor, Mustafá Mond confiesa que a él también estuvieron a punto de enviarle a las islas, pero le dieron la opción de quedarse y callarse. Entonces el salvaje le pregunta por el porqué de su decisión y Mustafá responde levantándose y abriendo un armario cerrado con llave del que saca un libro. Era el mismo que tenia John, Obras Completas de William Shakespeare. Los otros dos quedaron fascinados ya que ese libro estaba prohibido, “por eso esta en este armario cerrado a llave” les explico Mond. John y el interventor empezaron a comentar el libro, por primera vez John estaba a gusto. Helmholt, que era productor de cine, les explicaba que intentaba hacer películas con esos romances pero nunca lo conseguía. Mustafá contestaba que eso era imposible, ya que en la nueva sociedad, nadie quería tanto como para amar tan apasionadamente, era algo que habían sacrificado. Después, ante la atenta mirada del cineasta, el interventor y el salvaje empezaron a debatir sobre las decadencias de la nueva sociedad. Habían sacrificado el arte, la religión e incluso la ciencia, que les había hecho llegar a esta civilización.
Unos días después cuando Bernard y su amigo van a partir a alguna isla, John pedía al interventor permiso para ir con ellos, pero le fue denegado. Se despidieron y el salvaje decidió ir a vivir solo al campo, lejos de la repugnante civilización.
Encontró un faro abandonado en mitad de una colina en el campo de Escocia. Ahí estuvo varios días, realizando los rituales que se hacían en Malpais. Incluso llagaba a azotarse con un látigo. Un día fue descubierto y el faro se lleno de reporteros y curiosos. John se sentía muy agobiado y saco su látigo, pero lo único que consiguió fue que se mofaran de él. De repente llego Lenina. Por un momento sintió deseos de volver a la ciudad con ella, pero pronto se lanzo contra ella insultándole y pegándole. La gente se reía cada vez mas y John cada vez estaba mas alucinado y empezaba a enloquecer. Le decían: “¡Haz lo del látigo!” “¡Pégate con el látigo!” después todo se calmo y John volvió al faro. Al día siguiente los periodistas volvieron pero John ya no vivía, se había ahorcado.


Un mundo feliz es una obra acerca del futuro. En esta obra se plantea el peligro del acelerado progreso de la ciencia y de la técnica. Pero principalmente se centra en la aplicación a los humanos a los futuros avances tanto biológicos como psicológicos
En el libro nos muestra un mundo, como su titulo indica, feliz y una sociedad utópica, en el que todas las personas están contentas con el puesto que ocupan en el cuerpo social. 
La sociedad esta basada en la filosofía de un tal Ford, que debió formular una teoría ética a cerca de una sociedad en la que reinara la estabilidad, el consumismo y la comodidad. Para Ford, la estabilidad entre los hombres es casi imposible. Lo único que se puede hacer es hacerles perder su propia conciencia personal, hacerles perder la idea de que son diferentes a cada uno de sus conciudadanos y que todos pertenecen por igual al cuerpo social. Pero esto no es una tarea fácil. Para hacer perder a los hombres su autoconciencia es necesario deshacerse de una serie de “obstáculos” que hacen a cada persona diferente de las demás.
Entonces se debe abolir todo pensamiento racional, revolucionario, ideológico, etc.. Ya que cada persona tiene su propia idea sobre el comportamiento, la razón y la libertad. No existirán pues ni gobernadores, ni partidos políticos, ni enfrentamientos entre hombres, ni filósofos, que están ahora prohibidos: “No son los filósofos sino los que se dedican a la marquetería y los coleccionistas de sellos los que constituyen la columna vertebral de la sociedad”
Todo sentimiento es también un obstáculo para la obtención de la estabilidad. No debería existir el amor. Es una de las cosas que se ha sacrificado para conseguir la estabilidad. Para ello una persona no debería sentir algo muy profundo por alguna persona. Así que el abuso del sexo esta permitido y muy bien visto. Los niños son educados para la poligamia, y así actúan de adultos. Pero ¿qué hacer con el amor paternal o amistoso? Para acabar con el amor paternal y maternal, los niños son engendrados en laboratorios en masa, y educados en guarderías. Así que no existen los padres. Para abolir el amor amistoso se estructura la sociedad en castas, que son intercambiables, y dentro de una misma casta los individuos no tienen ninguna relación. Están solos en lo que se refiere a cariño y amor, y ni siquiera tienen la conciencia de su propia soledad.

Pero, ¿qué hacer cuando alguien conocido muere? Tampoco la lastima existe. Es una sociedad muy fría. Para que los habitantes de este mundo no sintieran lastima ni pena por la muerte de alguien mas o menos querido, de niños son educados para afrontar la muerte como algo natural y a no mortificarse por ello. Tampoco existen ancianos, que aparte de hacer sentir algo de lastima, son un estorbo para el cuerpo social, ya que no aportan nada. Así que la senectud ha desaparecido utilizando una serie de técnicas, como la transfusión de sangre joven, de modo que una persona permanecía joven hasta la hora de su muerte.
No obstante, los individuos de la sociedad, que casi nunca estaban solos, también podían pensar en sí mismo y en lo que le rodea y pensar que eran distintos a los demás. Por ello era necesario una técnica que “insertara” en sus cerebros los principios de la sociedad. La gente debía actuar de un modo determinado con relación a la estabilidad del cuerpo social. Y esa técnica era la hipnopedia. Una serie de principios conductuales que se repetían constantemente mientras los niños, educados en las guarderías, dormían. Estos mensajes hipnopédicos eran los pilares de toda educación y sociedad. Uno de ellos, casi el más importante era: “Todo el mundo pertenece a todo el mundo” que incitaba a los niños, ayudados por los juegos eróticos, a la promiscuidad.
También con el fin de hacer creer a los individuos de que son completamente iguales ante el cuerpo social, tanto un interventor, como un Alfa-mas, como un Épsilon, son creados en grupos de varias docenas de mellizos. Se utilizaba la bokanovskificacion, un método por el cual de un mismo ovario se obtenían varios brotes, y cada brote daba como resultado a un humano exactamente igual a los demás provenientes del mismo ovario.
Entonces sí en la sociedad todo el mundo era feliz, no existían complicaciones para los hombres, todos eran iguales, no había amor ni otra clase de sentimiento, y nadie se preocupaba por la muerte, ¿qué pasaba con la religión? La religión apareció en la humanidad como el lugar donde encontrar la solución a las disconformidades sociales, a los problemas humanos, al amor, a la pena, a la muerte y, entre otras cosas y muy importante, a lo venidero después de la muerte, nuestros ancestros ¿quiénes eran?, y ¿a quien pertenecemos? Son algunas de las preguntas que se hace la gente y que conllevan el surgimiento de la religión “No somos más nuestros de lo que es nuestro lo que poseemos. No nos hicimos a nosotros mismos, no podemos ser superiores a nosotros mismos. No somos nuestros propios dueños. Somos propiedad de Dios. ¿No consiste nuestra felicidad en ver así las cosas? ¿Existe alguna felicidad o algún consuelo en creer que somos nosotros?”  Pero esos problemas ya no preocupaban a los hombres, los hombres habían logrado la felicidad y la comodidad necesarias para no preocuparse por la religión. 
Tampoco existía el arte considerado como una muestra de sentimiento, de amor, de tristeza, etc. muestra también de la autoconciencia de los hombres e incluso a veces, contradictoria a la sociedad. También la ciencia, que les había hecho llegar a esa situación, estaba muy controlada, ya que cualquier adelanto significaría un merito propio y una consiguiente descalcificación del cuerpo social.

Pero sigue existiendo una especie de Dios, pero este dios era real, se sabia de su existencia y gracias a él se había conseguido la felicidad en la sociedad. El dios de esa sociedad era Ford, el filosofo que había dado las claves a los hombres de cómo construir una sociedad basada en la estabilidad y el consumo que haría a los hombres felices. Lo que prometía y nunca llego a conseguir un dios imaginario, del que no se conocía su verdadera existencia, durante milenios, lo había conseguido un hombre en tan solo unos años, y ese hombre si que se merecía un rango superior, se merecía ser el dios de la sociedad utópica.
Esta sociedad esta a su vez basada en un capitalismo total y todo gira alrededor del consumismo. Uno de los principios hipnopédicos es: “Me gustan los vestidos nuevos, tirarlos es mejor que remendarlos “. Como se puede apreciar este principio induce a los pequeños a que gasten dinero en cosas absurdas. 
En medio de esa sociedad surge un hombre disconforme con las reglas de la sociedad, disconforme con la actitud de los hombres y de la responsabilidad de cada uno de ellos, que era casi nula. Este hombre se llamaba Bernard Marx. Tal vez el autor quiso hacer un paralelismo entre este personaje y el verdadero Karl Marx, ya que como veremos este libro también es una critica a su teoría comunista, el cual estaba disconforme totalmente con la sociedad en la que vivía, y propuso una teoría ética acerca del funcionamiento que debería llevar la sociedad para conseguir una igualdad entre todos hombres y una libertad total.
Bernard se sentía disconforme con la sociedad pero por que había desarrollado esa conciencia personal que sus demás compañeros habían perdido. Él era un Alfa-mas y como todos los de su casta debería ser alto, fornido, guapo e inteligente, pero no era así, sino que era muy bajito y un poco feo. Este hecho le dio a conocer que era diferente a todos los demás, que él era único y se siente uno mismo a pesar de los cambios que surgen en él. Esta autoconciencia le da pie a observar el comportamiento de sus compañeros y darse cuenta de, al contrario de lo que ellos piensan, no tienen apenas libertad. Como se puede observar a lo largo del relato, este hombre aprecia a las personas que quiere y siente repulsión contra aquellos que tratan a los demás como simples “trozos de carne”. 
Bernard tiene un amigo: Helmholt. Este también ha desarrollado esa conciencia personal, al darse cuenta de sí mismo y de cuanto le rodea, y ver que es diferente, pero en este caso no por algún defecto físico, sino por su inteligencia, que era superior a cualquier otro de su casta. Ambos debaten sobre los problemas de la sociedad, pero Helmholt sabe que Bernard es muy fanfarrón y que, al revés de lo que presume, aun no se ha desecho de todos los principios hipnopédicos. Pero este personaje queda en un plano secundario.

Luego aparece John, un salvaje que viene de la reserva de indios lejos del mundo civilizado, en continuo progreso y en constante orden. Las designaciones de salvaje y civilizado nos recuerdan a las teorías evolucionistas de Morgan y Tylor que dividían la sociedad en varios estadios evolutivos, dos de ellos el salvajismo, basado en la apareación promiscua, y otro civilización, basado en el matrimonio monógamo. Pero en esta novela, los significados se cambian, los salvajes tienen matrimonios monógamos y los civilizados actúan promiscuamente. ¿Significa esto un retroceso cultural?
John convive con la sociedad “civilizada” durante un tiempo y observa el comportamiento de los individuos, su sistematización en el comportamiento y la conducta y la poca libertad y nula responsabilidad con la que viven. Vive en una continua lucha por comprender que hace a los humanos comportarse así. ¿Por qué no podía demostrar su amor a su madre? ¿Por qué se reían de que tuviera madre? Esta lucha le llevo en una ocasión a enfrentarse al soma. El soma es una droga que les lleva a un mundo extravagante en el cual la gente se evade de sus problemas. Pero el porqué de su lucha en contra de la droga es el tiempo que les resta para pensar. Cuando por fin tienen tiempo para usar la razón, toman soma y de esta manera la estabilidad continua. El pensamiento racional es un enemigo de la estabilidad. El soma es casi otro protagonista de esta novela.
Cuando John decide ir a vivir lejos de la sociedad, se le plantean muchas dudas. Debía decidir entre el progreso y el equilibrio o entre el amor y la propia conciencia. Se decide por la ultima y el amor a la libertad y el ansia de autoafirmación le llevara a los limites de la auto tortura. Al final al no encontrar ningún modo de evadirse de la sociedad, que le parecía repulsiva, decide suicidarse.


Como ya he nombrado antes esta novela también puede ser una denuncia hacia las dos grandes corrientes políticas: el capitalismo, ya que la sociedad esta basada en el capitalismo y la comodidad, y los habitantes no tienen sólo lo que necesitan sino también un cúmulo de cosas superfluas pero agradables de conseguir; y del comunismo, ya que todos los hombres son iguales hacia el cuerpo social, pero realmente están divididos en castas que tienen mas o menos categoría. Aunque esta critica esta en un segundo plano.
Esta es una obra que nos debería llevar a reflexionar sobre el avance que están teniendo la tecnología y la ciencia. Pero no el acelerado ritmo de progresión, sino las consecuencias que puede tener sobre los humanos y la propia naturaleza. Unos avances aplicados sin meditar ni reflexionar pueden ser muy dañinos tanto física como psíquicamente. Por ello ante un avance o el surgimiento de una nueva teoría debemos pararnos a reflexionar, debatir las causas y consecuencias y estudiarlas debidamente. Solo así y de esta manera conseguiremos un autentico conocimiento de la verdad.
El crecimiento exponencial que esta teniendo la técnica en estos últimos años ha dado mucho que pensar a los filósofos, sociólogos, psicólogos, científicos, etc. a cerca del futuro del hombre. Como se aprecia en la obra, el ser humano ha perdido toda clase de rasgos humanos, no es bondadoso, no es tierno, no se enamora ni quiere. Tampoco utiliza el pensamiento racional y solo vive para realizar una función asignada, incluso, antes de nacer. Pero entonces ¿qué es lo que nos hace diferentes del resto de animales? Pues precisamente los rasgos que se han sacrificado para conseguir esa estabilidad. En esa sociedad los hombres viven como una manada de animales en la que cada cual tiene su propia misión que resolver.
Por esto debemos pensar que evolución cultural no significa avance técnico. La evolución cultural se refiere a todo lo que concierne a la cultura, arte, religión, ciencia, pensamiento,... Pero también a un avance en el pensamiento racional y búsqueda de la autoconciencia. Así que deberíamos pararnos y analizar las demás culturas existentes en el planeta, y no tomar como modelo a seguir la euro americana. Posiblemente tengamos mucho que aprender de ellos. Posiblemente ellos tengan mas rasgos humanos. Quizás cooperen mas entre ellos y, aunque estén menos desarrollados científicamente, tal vez sean mas humanos que nosotros. 
Una buena manera de aprender de ellos es dejar que tengan su propia evolución cultural, en vez de inculcarles nuestro conocimiento. Deberíamos otorgarles la libertad que ellos nos dan a nosotros, ser tolerantes con los demás e intentar reunir lo mejor de todos para conseguir así un mundo mejor, que no significa feliz. 
“Existe al menos un rincón del universo que con toda seguridad puedes mejorar, y eres tu mismo"...(Aldous Huxley)

http://literatura.rincondelvago.com/existencialista/Un-mundo-feliz
http://html.rincondelvago.com/un-mundo-feliz_aldous-leonard-huxley.html

1 comentario:


  1. Las utopías de alguna manera han recreado la vida del ser humano a lo largo de la historia; esta no es más que una fantástica historia, saludos allende el mar, mi querida Araceli Rego.

    ResponderEliminar