jueves, 17 de noviembre de 2016

LA CONFERENCIA DE BERLIN...EL REPARTO DE AFRICA

 

África es en el siglo XIX el continente en el que confluyen, de forma conflictiva, las apetencias de todas las potencias colonizadoras; es el continente del reparto, no exento de tensiones. En África se instalan ingleses y franceses, grandes del imperio, pero también belgas, alemanes, italianos, portugueses y españoles. En 1880 los europeos ocupaban únicamente una serie de posiciones costeras; en 1914 está totalmente repartido entre las potencias europeas y sólo subsisten dos Estados independientes: Liberia y Etiopía. En la complicada historia del reparto podemos encontrar algunos alineamientos:
a) La ocupación se inicia desde la costara, y desde éstas se penetra hacia el interior. El objetivo ideal sería alcanzar la costa opuesta y formar un imperio continuo, ambición que sólo estuvo a punto de conseguir Inglaterra

b) Aspecto legal. ¿Es el descubrimiento o la ocupación efectiva la que otorga derecho de explotar un territorio? La Conferencia de Berlín de 1885 se inclina por la ocupación, lo que acelera el ritmo de la colonización y la aparición apresurada en el mapa africano de los países que todavía no habían iniciado la formación de un Imperio.


c) Penetración por los valles de los ríos. Con la ocupación del valle se considera que se tiene derecho a la ocupación de la cuenca entera y a la formación de una colonia sobre ella. Es el caso del Nilo y del Congo. 
                           
                                                  RIO NILO



                                              RIO CONGO
d) La ocupación es paulatina, casi lenta. Al principio no se piensa en colonias, sino en factorías, en bases costeras de aprovechamiento. La doctrina imperialista es tardía, se forma tras la ocupación real de las primeras colonias.

e) La clave de la ocupación africana está en Egipto y en el valle del Nilo. Aunque hubo problemas complicados, como el Congo, la base de todos los planteamientos es la defensa inglesa del valle del Nilo y el intento francés de llegar a él. En general, todos quieren llegar al Nilo, tanto si parten del Atlántico como del Indico.

 
La complejidad del reparto de África quedó reflejada en el Acta de la Conferencia de Berlín, en la que se habla de territorios, pero también el tema de "la libertad de comercio en la cuenca del Congo y de navegación en el Níger", así como la protección a los viajeros y misioneros en el ejercicio de su actividad.



EJES DE LA COLONIZACIÓN DE AFRICA
La costa mediterránea
La costa mediterránea parece ser una zona reservada a Francia hasta la aparición de los ingleses en Suez. Los franceses han iniciado la ocupación de la costa argelina en 1830. Será una colonia de poblamiento: en 1870 viven en Argelia 250.000 franceses y en 1914 ya 800.000. Sobre Túnez se volcaban las apetencias francesas, inglesas —tras la construcción del canal de Suez— y alemanas. Son los franceses los que consiguen instalar una especie de protectorado (la doctrina del protectorado priva al protegido de autogobierno).
Suez y el valle del Nilo
La presencia de los ingleses en Suez se produce cuando, en 1878, Egipto no puede pagar los intereses de las acciones inglesas y francesas del Canal y se ve obligado a confiar la gestión de sus finanzas a las dos potencias europeas. Tras el desembarco de Wolseley se da la ocupación militar del país por parte de los ingleses, con la ficción de ayudar a la administración egipcia. Posteriormente a los ingleses avanzarán hacia el Sur, a lo largo del valle del Nilo

Vías de ocupación en la costa occidental
En la costa occidental tres grandes ríos señalan la penetración de tres países: por el Congo se expansionan los belgas, que heredan los derechos de la sociedad internacional —presidida por el rey Leopoldo II— que ha explorado la zona; los franceses remontan el Senegal; los ingleses el Níger. Las cuencas del Senegal y el Níger no plantean problemas.
No ocurre lo mismo con el Congo, en cuya orilla derecha se ha establecido los franceses, y en cuya desembocadura los portugueses han instalado el enclave de Cabinda. La complejidad de la colonización en el Congo provoca la convocatoria del Congreso de Berlín (1885), en el que se determina la existencia de un Esta do libre del Congo —en realidad controlado por los belgas—, se delimita la zona francesa, en la orilla derecha, y se dibuja otra zona que quedará bajo control internacional.
Después del Congreso la mayor actividad en la costa Oeste es la francesa. En la costa oriental africana no existían grandes Estados en tierra firme, ni tampoco un comercio intenso, a excepción del marfil, que era transportado por esclavos. Por este motivo, Inglaterra no deseaba establecer en Zanzíbar un protectorado británico. Pero la presencia alemana, representada por la Compañía Alemana del África Oriental, incita a los ingleses a defender sus bases y a declarar que los puertos de Mombasa y Zanzíbar son vitales para las comunicaciones con la India. Ante esta situación, se dividen en el año 1886 la tierra firme, el Norte para los ingleses, el Sur para los alemanes.
Es la hora de los italianos, resagados en comparación con los anteriores, se expansionan hacia Eritrea y posteriormente hacia Etiopía, lo que provoca el recelo de los ingleses ante la aproximación al valle del Nilo. Los italianos son obligados a detener su avance, aunque se les reconoce, como compensación, la posesión de una parte del territorio somalí.

Conflicto anglo-francés
Todavía existía en África una zona sin ocupar, el Sudán. Los franceses avanzan hacia el Sudán desde el Oeste, los ingleses desde el Norte y el Sur. En Fachoda se encuentran los ejércitos franceses e ingleses. La retirada del francés Marchand permite el control del valle del Nilo exclusivamente por los ingleses y la constitución de un imperio casi continuo, Norte-Sur, como soñaba Cecil Rhodes, de El Cairo a El Cabo, únicamente interrumpido por el África Oriental Alemana. 

Reparto consumado
África ha sido ya totalmente repartida; los ingleses se han llevado la mejor parte: el valle del Nilo con su algodón y el Sur del continente con su oro y diamantes, dos zonas que tienen además el valor estratégico de apoyos en las dos rutas de la India. Francia ha constituido un imperio sólido en la zona occidental. Los belgas han podido reservarse una colonia de inmensas riquezas. Los portugueses se han establecido en Angola y Mozambique, pero no han podido unirlas por rutas terrestres, por la presencia inglesa en Rhodesia; es un conflicto similar al de Fachoda, el cruce de un imperio que intenta extenderse de Oeste a Este con otro que lo hace de Norte a Sur.

http://images.slideplayer.com.br/11/3216400/slides/slide_2.jpg
http://4.bp.blogspot.com/__mjti8L9-jM/TAEmtP8cvqI/AAAAAAAACN4/QSWcMYCBH14/s1600/fondo_imperialismo.jpg
 http://creartehistoria.blogspot.com.es/2010/05/el-reparto-de-africa.html
http://historiaybiografias.com/imper04/







No hay comentarios:

Publicar un comentario