miércoles, 20 de enero de 2016

CHINDASVINTO INSTAURA LA MONARQUIA HEREDITARIA EN HISPANIA

          
El 30 de septiembre del año 649 el rey godo Chindasvinto moría para dejar el trono a su hijo Recesvinto. La transición no fue fácil, aunque si hemos de fiarnos del criterio de San Braulio, el obispo más influyente de la época, se trataba de la opción menos mala. Chindasvinto había llegado al poder casi octogenario tras encabezar una revolución nobiliaria que no fue más violenta porque apenas encontró oposición. Cierto era que a poco más de medio siglo para el colapso del reino los godos empezaban a mostrar síntomas de agotamiento institucional. Chindasvinto, que había presenciado toda clase de conspiraciones desde el lejano reinado de Leovigildo, supo que la estabilidad de la corona pasaba por amputar la parte insana de la nobleza palatina y militar. No le tembló el pulso e inició unas crueles purgas que le llevaron a ejecutar a 200 grandes nobles o primates y más de 500 mediocres, que representaban a la media y baja nobleza cortesana.
Fue San Braulio, entre otros barones, quien le propuso la asociación del trono a su hijo Recesvinto. Querían evitar un vacío de poder que pudiese desembocar en una guerra civil. La medida fue adecuada y al desaparecer Chindasvinto su hijo logró encabezar una transición pacífica. Recesvinto mantuvo una estrecha relación con San Braulio y quiso restituir la normalidad política convocando el VIII Concilio en Toledo, que no pudo eludir las críticas a la figura de su padre. 
Una de las grandes aportaciones de ambos reinados fue el Liber Iudiciorum, el más importante código jurídico de la etapa visigoda. Chindasvinto llegó a recopilar 98 leyes, que fueron completadas por su hijo Recesvinto. El Liber Iudiciorum o Fuero Juzgo, como se conocería en su traducción castellana, estaba formado por 12 libros y distribuido en títulos y leyes de uso obligatorio, que derogaría todos los códigos anteriores y permanecería vigente hasta los Usatges en Barcelona (siglo xi) y Las Partidas de Alfonso X el Sabio en Castilla (siglo xiii).

                     Chindasvinto. Rey visigodo (642-653)

Sucedió a Tulga, y a quien consiguió usurpar el trono mediante una conjura; posteriormente se hizo elegir por los nobles y ungir por los obispos el 30 de abril del 642.
A pesar de que ya era un anciano de 79 años, su gran energía y fuerza de carácter hicieron someter a su autoridad al clero y a la nobleza.
Sofocada toda oposición, dio al reino un estado de orden y tranquilidad no conocido antes, para después instaurar la monarquía hereditaria, asociando al trono a su hijo Recesvinto mediante una proclamación realizada el 20 de enero del 648. Desde esa fecha y hasta la muerte del anciano el 30 de septiembre del 653, Recesvinto fue, de hecho, el rey de los visigodos en nombre de su padre.
A pesar de ser implacable en sus actos políticos, Chindasvinto es recordado en los anales de la Iglesia como un gran benefactor, a la cual hizo grandes donaciones de tierras y privilegios. Saneó la hacienda publica, en parte mediante las confiscaciones de bienes a los rebeldes, en parte por la implantación de un más efectivo y justo sistema recaudatorio. En el terreno militar, emprendió una campaña para sofocar una rebelión de los vascones y otra de los lusitanos. Como legislador promulgó multitud de leyes, tanto referidas a aspectos políticos del reino, como relativas a la vida económica y social. Inició, con la colaboración del prestigioso clérigo Brulio de Zaragoza la elaboración de un código legislativo único para godos e hispanorromanos, que sería terminado y promulgado por su hijo Recesvinto.
Parece que los últimos años de su vida los ocupó en actos de piedad y beneficencia. Fundó el monasterio de San Román de la Hornija, en la ribera del Duero, para que a su muerte reposasen sus restos en un sepulcro junto a los de su esposa Riciberga, cuyo epitafio escrito por Eugenio de Toledo, le define como: "impío, injusto e inmoral".

                    Recesvinto. Rey visigodo (649-672)

Recesvinto,a consecuencia de la instauracion de la Monarquia hereditaria fué Rey de la España visigoda, sucesor de su padre Chindasvinto, del cual heredó mucha de su energía. Su padre le asoció al trono el 20 de mayo del 649, pero, formalmente, fue proclamado rey al fallecimiento de éste, el 30 de septiembre del 653. Se hizo de manera no electiva, sino instigada por presiones militares y clericales, que su padre había preparado con antelación, con objeto de instaurar la sucesión hereditaria. Como el juramento prestado en su coronación contenía una cláusula que le obligaba a no perdonar nunca a quien conspirase contra el trono, inmediatamente reunió en el VIII concilio de Toledo una asamblea de nobles clérigos para que le desligasen del cumplimiento de tan cruel promesa. El concilio reunido decidió que el juramento no era obligatorio, por lo tanto, el rey tenía la prerrogativa de perdonar. El mismo concilio, entre otras leyes, aprobó que las propiedades adquiridas por los reyes durante su reinado no pasasen a su propia familia sino a sus sucesores en la corona, elegidos por el concilio de nobles y prelados. Debido a su vinculación a la Iglesia, e instigado por ella, persiguió a los judíos, a los cuales desterraba y confiscaba sus bienes.

Corona de Recesvinto, Tesoro de Guarrazar. Museo Arqueológico Nacional. Madrid.
Un motivo que hace especialmente memorable el reinado de Recesvinto es la finalización de la obra emprendida por Chindasvinto, tendente a la fusión de godos e hispanorromanos en un solo pueblo, recopilando y unificando la legislación existente en el llamado Liber Iudiciorum,  que fue concluido en el año 654. Una de las medidas de Recesvinto que más contribuyó a la fusión de pueblos fue la abolición de la legislación anterior, que prohibía los matrimonios mixtos entre godos e hispanorromanos.
La rebelión de Froila fue el único acontecimiento bélico en los 23 años del reinado de Recesvinto, no habiendo conocido la historia de los visigodos un período pacífico tan continuado.
Aquejado de su salud viajó, con la esperanza de recuperar fuerzas, a su palacio patrimonial, situado en la villa de Gertricos (actual Wamba, en Valladolid), en donde se supone que nació. Murió el 1 de septiembre del año 672, y fue enterrado en el monasterio de Santa María en la misma localidad. Fue trasladado por orden de Alfonso X el Sabio a la iglesia de Santa Leocadia de Toledo. A los 19 días de su muerte, fue elegido Wamba como sucesor.
http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=recesvinto-rey-visigodo
http://blogs.libertaddigital.com/almanaque-de-la-historia-de-espana/649-fallece-chindasvinto-y-sube-al-poder-recesvinto-10398/
http://www.mcnbiografias.com/app-bio/do/show?key=chindasvinto-rey-visigodo

1 comentario:

  1. Me gustaría saber si en algún momento la Corte del Rey Leovigildo estuvo en Medina del Campo, ya que alguno de los historiadores de esa Villa castellana, apoyan la teoría de que su hijo Hermenegildo, nació en Medina.
    lorenzoydominguez@gmail.com

    ResponderEliminar